El Real Madrid forja un muro en la zaga

Últimamente el Real Madrid ha arrastrado numerosos problemas reprochados con anterioridad por el madridismo. Uno de ellos son las carencias defensivas. Tomando en cuenta que los equipos se construyen desde atrás hacia adelante, una buena solidez defensiva es primordial para optar a cualquier título a lo largo de la temporada.

Este año ha sido de altibajos. Quizá los tres goles en el Parque de Los Príncipes fue lo más alarmante o la manera en cómo encajaban algunos goles. A pesar de estas situaciones, parece que se ha encontrado la consistencia en la defensa. Actualmente, el Madrid suma cinco partidos seguidos sin encajar un solo gol: 0-1 al Galatasaray, empate sin goles con el Betis y sendas goleadas ante Leganés, Galatasaray y Eibar por 5-0, 6-0 y 0-4, respectivamente.

Sin ánimos de ilusión desmedida, parece que el Madrid está construyendo y consolidando la muralla desde la zaga, basando su mejoría en uno de los miembros de la plantilla más criticados a principio de temporada: Thibaut Courtois, el mejor portero de Rusia 2018. 

Y, más allá de esto, el Madrid ha recuperado esa pegada que se extrañaba últimamente. Se están combinando dos factores claves y necesarios para cualquier club que aspira a todo: una  gran defensa y un feroz ataque.

Foto: Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *