Opinión Real | La nueva diana de la prensa: Courtois

El portero belga del Real Madrid, Thibaut Courtois, está siendo la diana en los últimos días de no solo antimadridistas, sino de colectivos afines, como la propia afición del Bernabéu, siempre tan desafortunada, seguramente manipulada por la prensa que ataca al guardamenta. Hoy en día, podemos ver cómo los periodistas se mueven por intereses, el 99 % de ellos defienden siempre a toda costa a sus fuentes más cercanas, y Jorge Mendes tiene muchos adeptos en los medios.

Courtois, como Bale durante años, está sufriendo una campaña de acoso y derribo que empieza a ser más que desagradable. Gareth tiene una personalidad muy fuerte y esa persecución nunca le ha afectado lo más mínimo, es un profesional como la copa de un pino al que los madridistas tenemos poco que reprochar. Espero que Thibaut tenga esa misma suerte, porque intuyo que las campañas no cesarán.

Ayer Josep Pedrerol “bromeó” con el portero, afirmando que “el mejor partido de Courtois en el Madris fue el otro día, porque no jugó”. Resulta curioso que el amigo de Mendes haya vendido esto en las redes como “sentido del humor”, con lo mal que encajan él y todos sus tertulianos las críticas, como hemos visto con Maldini en los últimos días. Ellos atacan a personas, en este caso a Courtois, por haber sido elegido en lugar de Keylor Navas, y es sentido del humor, pero cuando es su programa el que recibe una crítica, no lo asimilan con tanta tolerancia.

En los últimos días se ha vendido que Courtois ha sido diagnosticado de un cuadro de ansiedad. El propio Real Madrid ha tenido que salir a desmentir esas informaciones, difundidas probablemente con no muy buena intención. Courtois simplemente ha padecido un virus estomacal, jugó contra el Brujas porque durante el calentamiento se encontró en condiciones, pero tuvo que marcharse en el descanso porque volvió a encontrarse mal. Pero nada de ansiedad.

Lo que más me preocupa de todo esto es que, como sucedió con Bale, el Bernabéu ha vuelto a mostrar su vulnerabilidad y su facilidad para dejarse controlar por la prensa. Silbó a Courtois ante el Brujas, cuando para mi no cometió ningún error. De hecho, creo que no podemos contar ni un solo error grave del portero en el tiempo que este lleva en el Real Madrid. La defensa del Madrid ha mostrado muchos puntos débiles la pasada temporada y por eso el equipo recibe tantos goles, pero no los encaja por errores de Courtois. Me duele ver situaciones como las que han padecido Bale y ahora Courtois, y espero lo mejor de ellos esta temporada y las que vengan, porque son dos jugadores gigantes a los que, como a todos, los madridistas debemos apoyar. Pitar a un jugador es tirar piedras contra tu propio tejado, pero silbar a tu portero, con la soledad que caracteriza a dicha posición en el campo, es ya tratar de derribar tu propia casa.

Foto: OSCAR DEL POZO/AFP via Getty Images

News Reporter
Director de la Revista #MadridistaReal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *