Cronica Real | El Madrid tira a la basura otra oportunidad de oro frente al Betis (0-0)

Nueva jornada de liga en el Santiago Bernabéu, esta vez frente al Betis en la que podría haber sido la segunda victoria consecutiva de la semana para el Real Madrid y de partida todo de cara para ponerse líder de la clasificación en solitario y sacarle puntos a sus más directos rivales.Tanto Barça como Atlético habían dejado puntos en sus encuentros de este Sábado y la del cuadro catalán de manera vergonzante para su afición. A esto había que sumarle la dinámica positiva que parece haber obtenido el equipo madridista después de los últimos resultados obtenidos y más aún de la clara y convincente victoria del reciente Miércoles ante el Lega.

 

Zidane realizaba cambios en su once pero más bien por obligación que por interés propio. Marcelo se había caído lesionado del once y Mendy volvía para ocupar su plaza en un puesto que parece ya claramente disputado por estas dos piezas. En el medio campo la única variación de Modric, con necesidad de ir adquiriendo minutos de juego efectivo y estado físico mediante partidos, suplió a un Valverde que quiere ser dosificado por el técnico francés antes de forzar la máquina del uruguayo y perder una solución más que efectiva a los pocos mimbres de los que se dispone en esa posición del campo.

 

En el Betis, una jornada más de urgencias por conseguir resultados positivos y salvar el pellejo de un técnico, Rubí que parece con los días contados como entrenador del cuadro verdiblanco. Algún que otro jugador conocido de la parroquia blanca como Canales que en la previa de este choque se acordaba de su etapa blanca con añoranza y llena de orgullo por haber pertenecido a este club aunque fuese con demasiados infortunios para sus intereses.

 

Arrancaba el partido con un Madrid muy metido en él y no solo concentrado y bien dispuesto sino con intensidad y arrojo que le hacía no dejar salir al Betis casi de su área durante el primer cuarto de hora de encuentro. En este periodo las ocasiones se sucederían con cierto peligro hacia la meta de un Joel que no veía manera de achicar aguas de una defensa que tenía fisuras por todos lados y que no era capaz de dar dos pases seguidos sin perder la posesión del balón que era totalmente monopolizada por el cuadro de Zidane.

 

En uno de estos lances ofensivos del Madrid Hazard que arrancaba milimétricamente adelantado por su banda se adentraba en el área haciendo fintas y dribles imposibles de defender y lanzaba un disparo que se iba al fondo de las mallas y que el VAR borraría de un marcador que parecía hacer justicia hasta ese momento al dominio aplastante del equipo merengue.

 

No frenaría este suceso al ímpetu del equipo blanco que se mantendría por unos minutos más intensificando en la presión alta al cuadro sevillano y atacando con combinaciones rápidas y precisas en los pases para llegar a portería pero encontrarse siempre con la figura de un Joel que se retiraría al descanso un arsenal de impactos en su cuerpo por disparos de los jugadores madrileños sin encontrar el hueco necesario para desbordar al cancerbero bético.

 

Pasada la media hora de encuentro llegaría un descenso en la intensidad del juego del cuadro de Zidane que aprovecharía el equipo de Rubí para estirarse y alcanzar los dominios de un Courtois que hasta ese momento era un mero observador más del encuentro. El no haber mantenido esa presión del Madrid y no pisar un poco más el acelerador para hacer hincar la rodilla al equipo verdiblanco hizo que le diese el aire necesario y la vida al cuadro sevillano que se marcharía a vestuarios con el resultado inicial en el marcador y con mucha pólvora ya gastada por el equipo local.

 

La segunda parte sería un calco del final de la primera parte un Madrid que lo intentaba con más corazón que cabeza, con ímpetu pero sin orden y con ganas pero sin calidad. El Betis veía como su orden atrás y estar bien armado no le ofrecería sustos ninguno, más aún cuando el Madrid no daba muestras de hacer el cambio de registro necesario para cambiar el rumbo del partido.

 

Jugo continuo, previsible y con jugadores que han estado muy desafortunados en el pase, el centro y en cualquiera de las decisiones que tomaba.Tengo que citar y no suelo hacerlo pero el partido de Carvajal hoy ha sido de los más lamentables que he presenciado en mucho tiempo, no he alcanzado a ver ni una sola decisión ni acción positiva del lateral madrileño y lo peor aún ha sido que el equipo ha volcado sobre ese lado el juego de ataque de este partido. Para colmo la salida de Vinicius no ha hecho más que decidir definitivamente que si el ataque de hoy tenía que hacer algo, supongo ideado por Zidane, personalmente de forma errónea, era por ese lado donde afrontarlo. Vinicius no da una a derechas, no le sale nada, sale trabado de todos los lances de ataque del partido y para atrás no corre ni para coger impulso, si Rodrygo parecía estar adelantando por méritos propios su compatriota le está poniendo la alfombra roja para conseguirlo.

 

En definitiva partido una vez más tirado a la basura por el equipo de Zidane que parece decidido a no aprovechar los numerosos fallos de sus rivales en liga para sacar ventaja y poner esta liga en un puño que parece ganará al final el menos malo.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *