Crónica Real | Una media hora increíble fulmina al Eibar (0-4)

Llegaba el Real Madrid este sábado a Ipurúa motivado tras la goleada y el buen juego mostrado en Champions ante el Galatasaray, pero también sabiendo que el partido de hoy lo disputaban en un campo muy complicado y que un pinchazo haría que nadie se acordara del partido del miércoles. Zidane apostaba por un once muy similar al del encuentro ante los turcos, con Courtois en portería, una línea de cuatro formada por Carvajal, Sergio Ramos, Varane y Mendy, este último era uno de los cambios entrando por un lesionado Marcelo. El centro del campo lo formaban Casemiro y Valverde acompañados por Modric, que sustituía a un Kroos que le tocaba descansar hoy. Por último, el tridente de ataque que lo lideraban, como siempre, Hazard y Benzema, pero que esta vez no iban a tener a Rodrygo al lado ya que Lucas Vázquez iba a entrar por él.

Una primera parte para sentenciar el partido

Los primeros 15 minutos de partido no tuvieron nada en especial, mucho juego en el centro del campo y alguna llegada por parte del equipo blanco gracias a la asociación Benzema-Hazard, que cada vez se combinan mejor. Todo iba a estar tranquilo hasta elminuto 16, cuando el ‘9’ del Real Madrid realizo una gran jugada por banda, el balón le iba a llegar a Modric dentro del área y gracias a una serie de rebotes en los que intervinieron Valverde y Dmitrovic el esférico iba a encontrarse con Karim, que anotaba el 0-1 a puerta vacía. Se le ponía de cara el partido a los blancos, pero los visitantes se veían superiores y querían más. 2 minutos después, Hazard encaraba por banda a De Blasis y el argentino derribaba a Eden dentro del área realizando un penalti claro que Sergio Ramos no iba a fallar para poner el 0-2. Tras el penalti iba a tener un acercamiento el Eibar por mediación de Escalante que disparaba de lejos, sin embargo el asedio blanco continuaba y en el minuto 27 se iba a producir un segundo penalti muy parecido al primero pero por el otro costado, Lucas Vázquez encaraba a Cote y el ’15’ del equipo armero derribaba al extremo blanco y cometía un clamoroso penalti. El capitán le dejó el penalti a Benzema, que no iba a fallar e iba a poner el 0-3. Era el minuto 28 y el Real Madrid ya tenía sentenciado el partido, además se le veía muy bien en todas las líneas, destacando tres jugadores por encima del resto, el primero era Fede Valverde que ya es costumbre que todos sus partidos sean excelentes, el uruguayo estaba llevando el centro del campo y era el más activo con diferencia. Para encontrar a los otros dos hay que irse al tridente ofensivo y ahí vemos a un Eden Hazard que cada vez se parece más al del Chelsea, el belga lleva unos partidos en los que si podemos ver ese regate que le caracteriza y hoy no iba a ser menos, dejando a los defensas del equipo local atrás cada vez que encaraba. Para finalizar esta lista hay que mencionar a Karim Benzema, que llevaba 2 goles y estaba haciendo todo bien, algo que no es noticia al igual que con Fede.

Tras este tremendo inicio de partido, este iba a cambiar completamente, los blancos tenían el control y podíamos ver algún acercamiento por parte de los dos bandos pero sin un gran peligro. Lo más destacable de esta fase del encuentro fue el susto que dio Modric, que pareció haberse lesionado pero que pudo terminar el partido sin problemas, además de los minutos de descuento, que fueron los mejores del equipo de Mendilibar en todo el encuentro con las ocasiones de Escalante y Sergi Enrich, que estuvieron cerca de superar la portería de un Courtois que apenas tuvo trabajo.

A controlar el partido en la segunda parte

El segundo acto no tuvo nada que ver con el primero, con un Real Madrid que tenía el encuentro controlado, se relajó y el Eibar controló un poco más el partido en los primeros compases pero sin un peligro aparente. Volvió a dar el susto por lesión un jugador blanco y en este caso fue Casemiro, aunque al igual que Modric iba a terminar el partido sin dificultades. El encuentro se iba a animar en el minuto 60 cuando Modric le dio un pase a Valverde en la frontal del área para que el charrúa rematara de primera al más puro estilo Kroos y pusiera el 0-4 definitivo. En ese momento los de Mendilibar bajaron los brazos y el Real Madrid controló el partido, Zidane realizó los cambios, primero introdujo a Isco y Vinícius que sustituían a Valverde y Hazard respectivamente. El malagueño no iba a entrar mucho en contacto con la pelota a excepción de los primeros minutos, pero se le vio más lento de lo normal, mientras que a Vinícius se le vio algo más activo, intentando generar peligro pero sin mucho éxito. El tercer cambio se iba a producir en el minuto 81 cuando se retiraba Lucas Vázquez para que entrara un Brahim que iba a jugar su segundo partido en la temporada, ya que no tenía minutos desde la derrota ante el Mallorca en liga. El ex del City no iba a tener mucho tiempo para demostrar su juego, apenas 10 minutos, pero busco la pelota y lucho el poco tiempo que estuvo sobre el verde, sin embrago se le vio errático en algunas acciones y se le nota que no tiene todavía el ritmo de competición.

El partido iba a finalizar sin muchos problemas y de esta forma los de Zidane se colocan primeros con 25 puntos a la espera de lo que haga el Barcelona hoy ante el Celta. Tras esta jornada hay parón de selecciones por lo que la liga para el Real Madrid no volverá hasta el sábado 23 de noviembre, donde los blancos recibirán a la Real Sociedad.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *