Opinión Real | La resurrección de Bale

Después de estar sentenciado por el propio entrenador del equipo, lo que hacía indicar que saldría del club este verano e incluso llegando a negociar una salida a China, Bale ha vuelto a la dinámica de un Madrid del que nunca ha querido irse. Su apuesta firme siempre ha sido continuar en el equipo pese a no entrar, en principio, en los planes de Zidane. Su empeño por continuar triunfando aquí y su trabajo constante han provocado su propia resurrección, impulsada por supuesto por Zidane cuando decidió alinearle contra el Celta. Gareth brilló siendo el mejor jugador del equipo y el más determinante del partido.

Me alegra ver que Zidane ha asumido que si Gareth continua en la plantilla, debe contar con él. Es el futbolista que mejor relación tiene con el gol en el Real Madrid y sin duda, uno de los más profesionales. Es de esos jugadores que marcan la diferencia y Zidane parece haber reculado en una decisión que a mi parecer era errónea. Hay que reconocer que metió la pata hasta el fondo diciendo que “si Bale se va mañana, mejor”. No era la mejor estrategia ni para animar al jugador a salir ni mucho menos para ofrecerlo al mercado como el descomunal producto que es su fútbol, máa bien sirvió para devaluarle. Pero sin duda, también debemos otorgar mérito al entrenador por haber sido capaz de rectificar y pensar en el bien del Real Madrid, tanto a nivel deportivo por lo extraordinario jugador que es el galés como a nivel institucional, dado que mantener a un jugador de semejantes dimensiones y teniendo un elevado salario fuera de los terrenos de juego no era la mejor idea.

Gareth Bale ha sido siempre determinante en el Madrid. Pese a que las lesiones le han impedido brillar con más continuidad, sus aportaciones le han convertido en una leyenda que ha escrito su nombre en varias páginas de la historia del mejor club del siglo XX. Desde su gol en Mestalla en la final de Copa, pasando por el testarazo que nos adelanta en la agónica final de Lisboa, por el descomunal partido que hace en la final de Milán culminándolo con gol en el penalti que lanzó y para la cual nos clasificamos gracias al liderazgo que asumió en la semifinal ante el City anotando el tanto de la victoria, hasta la final de Kiev, en la que hizo uno de los mejores goles de la historia del fútbol, de esos que quedan grabados en la memoria del mundo del fútbol y que uno no se cansa de ver jamás. Culminó aquella final con otro golazo desde 30 metros. La pasada temporada, sus galones nos llevaron a conquistar otro Mundial de Clubes, con un hat trick en la semifinal y siendo nombrado mejor jugador de la competición.

La pasada temporada fue un mal año para todos los jugadores, Bale incluido. Casi nadie estuvo a la altura. Pero en un equipo que ha padecido la ausencia de gol y que ya no tiene al guardián de Cristiano, dejar marchar a Bale me parecería una locura. Es junto a Hazard el mejor jugador de nuestra plantilla, y un profesional intachable al que debemos cuidar. El Bernabéu y la prensa nunca le han tratado bien, algo a lo que él hace caso omiso, hablando siempre en el verde. Estoy convencido que Bale va a salirse esta temporada, va a ser un factor diferencial de cara a los éxitos que podamos conseguir este año y por ello debemos defenderle y apoyarle como a cada uno de los que llevan el escudo del Madrid en el pecho y lo respetan y defienden sin disimulo.

Foto: Publinews

News Reporter
Director de la Revista #MadridistaReal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *