Jesús Vallejo: “En el Madrid aprenderé de los mejores del mundo”

El madridista (Zaragoza, 5 de enero de 1997) está considerado una de las mayores joyas del fútbol español. Con tan solo 17 años llegó a la primera plantilla del Real Zaragoza y fue capitán ese mismo año. Destaca por ser muy rápido, inteligente y perfecto al cruce. En los 72 partidos que ha disputado como profesional, apenas ha visto 11 tarjetas amarillas. Jesús Vallejo nos atiende desde Frankfurt, tras realizar una sesión de entrenamiento dura, como acostumbran los cánones del fútbol germano

Madridista Real: Comenzaste tu andadura en el fútbol sala y en fútbol 11 jugaste en el Club Deportivo Oliver. Tal fue el nivel de tus actuaciones que llegaste al Zaragoza con 10 años. Siendo de Zaragoza ¿Cómo es formar parte de un equipo con tanta historia como el club maño?

Jesús Vallejo: Cuando llegué al club con 10 años, notas la alegría. Es una mezcla de dos sentimientos, por un lado el orgullo de representar al equipo más importante de la comunidad. Y por otro lado la responsabilidad que conlleva ese orgullo de representarlo. Los años que pasé en el club, en las categorías inferiores, fueron espectaculares. Desde el primer momento que llegué tenía muchísimas ganas. El día que llegó la propuesta del Zaragoza fue el día más feliz de mi vida. Imagina a un niño cuando le dicen que el año que viene jugará en el Zaragoza, hace emocionarse a uno.

MR: Tu progresión fue meteórica hasta tal punto que, pasando directamente del juvenil zaragocista llegaste a la primera plantilla, sin ni siquiera haber estado en el filial. Debutaste un 23 de agosto de 2014 y desde entonces, titular con el Zaragoza. Incluso te convertiste en capitán. ¿Qué sentiste en el momento que el entrenador, Ranko Popovic, te entregó el brazalete?

JV: Fue una decisión que tomó el míster antes de disputar el partido contra el Tenerife. Todo fue consensuado por la plantilla. Yo en ese momento no lo sabía y antes del partido el entrenador vino y me dijo que iba a ser el capitán desde ese momento hasta el final de la temporada y que él confiaba en que todo iba a ir bien. Todos habían dado el visto bueno y yo en ese preciso instante, con la presión previa al partido, fui para adelante. No tienes tiempo de pensarlo, solo de tomártelo con compromiso y si el míster te da el brazalete, hay que asumirlo con toda la responsabilidad.

MR: Y esa misma temporada llega el Europeo sub-19 en Grecia, en el cual levantas el título de campeón junto a Borja Mayoral, otro madridista que está en Alemania como tú. Y quince días después, el Real Madrid anuncia tu fichaje para las próximas seis temporadas. En ese momento en el que te dicen, “Jesús, el Madrid viene a por ti” ¿Qué se te pasó por la cabeza?

JV: Se dio todo así, muy seguido. Es una temporada que voy a recordar toda mi vida porque además fue en mi primera temporada como profesional. Yo quedé muy contento y orgulloso del trabajo que no solo había hecho yo, sino todo el equipo. Creo que la llamada del Madrid fue gracias al trabajo que hicimos con el Real Zaragoza, que nos quedamos a un pasito de la Primera División. Por eso creo que se lo tengo que agradecer a mis compañeros. Luego con la Selección ganamos el Europeo y hace todo mucho más fácil. Soy de los que piensa que todos los jugadores debemos poner de nuestra parte para el colectivo, porque el colectivo te lo va a devolver. Cuando llegó la llamada del Real Madrid me sentí muy emocionado y feliz.

MR: Tras ficharte, el Real Madrid decide dejarte cedido un año más en el Zaragoza, que se quedó a las puertas del ascenso. Una vez finalizada la temporada, el Madrid te manda a Alemania. Concretamente al Eintracht de Frankfurt. Al igual que pasó con Carvajal (que fue designado como mejor lateral derecho de la Bundesliga ese año que estuvo cedido), te toca hacer “la mili” en tierras germanas. ¿Es fácil para un jugador joven salir de su país? ¿Cómo fue la adaptación a un país nuevo, con sus particularidades?

JV: Te puede llegar a costar un poco al principio, pero una vez que entras en su dinámica y te adaptas, estás muy contento aquí. Al final, más que quedarme con las cosas malas, que las hay como en todas partes, me gusta ver el lado positivo de todo. Estoy aprendiendo muchísimo de los alemanes en todos los sentidos. Estoy disfrutando, no solo a nivel deportivo con el Eintracht de Frankfurt, que estamos haciendo un buen año, bien situados en Bundesliga y con opciones de meternos en la final de la Copa de Alemania. Aparte de eso, el trato personal y todo lo que me están dando los compañeros y la gente de Frankfurt me hace estar contento y agradecido de haber venido aquí. No es fácil con 20 años salir de casa y buscarte la vida, desde el momento que llegas es un constante aprendizaje, fallar y fallar hasta que te das cuenta del error y aprendes.

MR: ¿Y el alemán? ¿Cómo lo llevas?

JV: El idioma es complicado pero sobre todo es complicado si no pones interés. Si pones de tu parte y le pones ganas, vas cogiéndole el punto y te vas soltando en las entrevistas (risas) aunque de momento solo pequeñas pinceladas. El alemán gusta hablarlo, cuando mi familia y los amigos me ven desde España en los vídeos, ven que aquí no estás perdiendo el tiempo, sino que estás jugando al fútbol y aprendiendo un idioma.

MR: Tengo entendido que estás estudiando Ciencias del Deporte. ¿Es fácil compaginar los estudios universitarios con la carrera de futbolista profesional?

JV: Tengo que compaginar horarios, no es fácil porque además aquí metemos un montón de horas en los entrenamientos. Yo siempre he tenido claro que el fútbol es mi prioridad, porque la gente está apostando por mí y yo tengo que devolver esa confianza y dar el máximo. Pero bueno, los estudios me los tomo como un hobby, sin querer dejarlo, aunque no tengo prisa en terminarlo. Por las tardes o antes de dormir suelo hacer un repaso diario o semanal de todos los temas y así me sirve también de entretenimiento, porque al final es deporte y es lo que me apasiona. Yo estudio Ciencias del Deporte porque me viene muy bien, está relacionado con lo que yo hago como profesional.

MR: La pregunta casi sale sola. ¿Cómo es la Bundesliga?¿Crees que existe una gran diferencia entre equipos o podemos decir que aquella carrera entre dos caballos se ha igualado?

JV: Es cierto que al final el Bayern y Borussia, por plantilla, están arriba, son las dos mejores. Así lo demuestran en la clasificación. Aunque nosotros, en los partidos que hemos disputado contra ellos, pudimos sacar al Bayern un empate en casa, pero en el Allianz se nos dio peor. Contra el Borussia, conseguimos ganarles en casa y ahora nos queda la vuelta en su estadio. Al final los partidos son muy igualados, la mayoría de ellos en la primera parte un equipo suele tener más el domino que el otro pero en las segundas partes todo se abre y hay muchas transiciones. Es muy bonito jugarlos, tienes que estar muy bien preparado físicamente. El caño que le hice a Robben fue simplemente para dar un pase y seguir la jugada, no para lucirme (risas).

MR: ¿Y en que se distingue la Bundesliga de la Liga española?

JV: Yo todavía no he tenido la experiencia de jugar en Primera División en España, tomo todo lo que me dice mi compañero Omar Mascarell, que jugó en el Sporting el año pasado y en el Real Madrid. Lo que me cuenta es que en la Liga española se tiene más paciencia a la hora de construir, con jugadas más largas. Aquí es más directo, no en el sentido del “pelotazo”. Por ejemplo, puede haber un equipo que está apretando y parece que está dominando. En la Liga española puedes tener claro que va a ganar el partido. En Alemania no, en cualquier jugada sale todo el mundo en una transición rápida, un contrataque y de repente te encuentras con que vas perdiendo uno a cero. En la Bundesliga hay mucha más igualdad en ese sentido, hasta el último segundo, como pasa también en la Premier, puede ganar cualquiera. A lo mejor en España los partidos se pueden decidir antes, según el equipo juegue mejor o peor.

MR: Lo que está claro es que el Bayern está monopolizando la liga alemana con su puño de hierro. Para los madridistas que no hayan visto este año a los bávaros ¿Cómo son como equipo? ¿En qué crees que ha influido la mano de Ancelotti?

JV: El Bayern es un equipo muy dinámico y maneja bien las dos versiones de juego, por eso es un equipo tan completo. Sabe jugar, cuando el equipo está replegado atrás y tiene el equipo rival encerrando en su propio campo pero cuando tú tienes el balón tienes que estar muy pendiente de los lances porque salen esprintando muy rápido. Te roban el balón y se plantan muy rápido arriba, tienen jugadores muy veloces en ataque. Es lo que hace que el Bayern sea tan peligroso. Cuando jugamos contra ellos, parecía que el Eintracht tenía el control y al final en dos jugadas te hacen dos goles. Arriba son letales y contra menos les des, mejor. Con media ocasión te hacen un gol. La clave es reducir los espacios.

MR: Muchos madridistas se asustaron al ver el emparejamiento entre ambos clubes para los cuartos de final de la Champions League. Tú que te has enfrentado a ellos ¿Cómo puede hacerle daño el Real Madrid al Bayern? ¿Cómo ves la eliminatoria?

JV: Un equipo como el Real Madrid tiene que tener personalidad, como la está teniendo hasta ahora y jugar a lo que él mismo plantee. Ha de tener unas ideas de como juega el rival, pero debe hacer su juego de atacar, de ser intensos, de ser defensivamente duros y yo creo que si vemos a un Madrid así, será superior al Bayern que atrás no está también como está delante. En Champions no me gusta mojarme por eso, porque al final es un decir por decir, no hay números exactos. Lo que si me gustaría es, por supuesto, que pasase el Real Madrid y que haya espectáculo tanto en el Allianz como en el Bernabéu. Me gusta ver un espectáculo futbolístico entre dos equipos que juegan sin complejos.

MR: Ahora mismo el Madrid se encuentra en una posición perfecta para poder optar tanto a ganar la Liga como la Champions, aunque se viene un mes de abril con muchas curvas. ¿Ves con posibilidades a tus compañeros de revalidar la Champions y llevarse la Liga?

JV: Por supuesto. Viendo la dinámica con la que viene el Real Madrid, que está fenomenal actualmente, lo veo. A pesar de tener muchos partidos están en un ritmo de competición altísimo y los veo como serios candidatos a todo. Tengo mucha confianza.

MR: La defensa blanca es una, si no la que más, analizada del mundo. Ya sea por aciertos o errores siempre está en boca de todos y tú vas a formar parte de ella. ¿Qué te parece la defensa del Real Madrid? ¿Cuál es tu jugador favorito, el espejo en el que mirarte y aprender?

JV: La defensa del Real Madrid es espectacular, viendo los jugadores que están y como se complementan entre ellos. Si soy sincero, cuando veo los partidos del Madrid me fijo en el partido en general pero particularmente en la línea de atrás, sobre todo en el centro de la defensa, para aprender y ojalá algún día pueda yo estar ahí y tener claro lo que se puede hacer. ¡Qué mejor forma que aprender de los mejores del mundo! Particularmente no me quedo con uno porque al final no acierto. Me gusta mucho el juego de Sergio Ramos, la velocidad de Varane, la concentración de Pepe y la polivalencia de Nacho, que puede jugar en todas las posiciones. En Nacho no solo me quedo con su papel de central sino cuando le toca hacer de lateral. El día de mañana a mí me puede tocar hacer lo mismo y jugar de central, que ya lo hice alguna vez en el Real Zaragoza y tienes que estar preparado. Eso es muy importante.

MR: Niko Kovac te ha ayudado mucho como entrenador desde tu llegada. De hecho llegó a declarar que eras un escándalo de jugador. Tu compañero y portero del Eintracht, Hradecky, dijo que “Vallejo es nuestro mejor jugador, hace mi trabajo mucho más fácil”. Y mi pregunta es ¿Jesús Vallejo se ve con las ganas de demostrar todo su potencial en el Real Madrid?

JV: Absolutamente. Esas ganas van a seguir permanentemente e incluso cada día que pasa aumentan. Cuando fiché por el Real Madrid lo tuve claro, mi deseo e ilusión es, el día de mañana poder estar en la primera plantilla. Hasta entonces, toca seguir trabajando y cuando llegue el momento tocará trabajar más y sufrir y sobre todo aprender, porque soy de los que piensa que tengas la edad que tengas, todos los días, son buenos para aprender.

(Nota del autor: Esta entrevista pertenece al número 2 de la edición física, puesta a la venta en el mes de abril)

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *