#LigaACB J25 | Llull y Rudy solventan la empanada final (82-91)

El partido en Tenerife se presentaba de diversa manera para uno y otro equipo. Los de Laso viajaban con la misión de volver a dar una buena imagen como en la segunda mitad del partido contra el Panathinaikos, tras unos partidos bastante irregulares. Los locales necesitaban una victoria para seguir optando a puestos de playoffs.

Arrancaba el partido con bombardeo por ambos lados desde la línea de 3. Brussino inauguraba el marcador al mismo tiempo que Rudy respondía con otro bonito triple. El Madrid empezaba a poner tierra de por medio mediante Rudy y Randolph, quienes estaban bastante inspirados desde el triple. Brussino, Abromaitis y Gillet darían un paso al frente para los locales y, en unos minutos, se ponían por delante con un parcial de 11-0. A pesar del apagón de los de Laso, conseguirían finalizar el cuarto con empate a 22, tras unos buenos instantes finales.

En el segundo cuarto, el Real Madrid metería una marcha más, sobre todo en defensa. Un inspirado Thompkins con 4 triples, unido a la magia de Campazzo, que da gusto verle jugar cuando quiere. Tan solo San Miguel y Richotti desde la línea de 3 pudieron recortar las distancias de un Madrid que había conseguido establecer un 2-12 de parcial. Al final, los jugadores se marcharon de camino a los vestuarios con un resultado de 40-49 para los de Laso.

La vuelta de los vestuarios traería consigo la rotura del partido. Un tercer cuarto en el que Llull sería el gran protagonista desde la línea de 3. Con un parcial de 7-0 para los de Laso y con 3/3 en triples para el de Mahón, el Madrid se iba 20 puntos arriba. Los de Tenerife reaccionaron tras verse asediados, reduciendo en menor medida la diferencia con los de Madrid.

El último cuarto debía de ser un mero trámite para los de Laso tras el 59-75 del tercer cuarto. Sin embargo, un 10-2 de parcial para los locales reducía considerablemente las distancias en Tenerife. Los locales seguían aprovechándose de la empana madrileña en este último cuarto. De casi 20 puntos, pasábamos a tan solo 6 puntos de diferencia tras un 18-8 en este último cuarto. Campazzo, desde el triple, acabaría con las esperanzas locales, tras un buen partido de los de Laso, a pesar de la empanada del último cuarto. Finalmente, un 82-91 que refleja justamente quién fue mejor en Tenerife.

Texto: Daniel Gómez-Escalonilla Sáez

Foto: RealMadrid.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *