#ElRincónDeAppleTree | El cambio de ciclo

El debate está abierto. Cambio de ciclo sí o no. Y yo me pregunto, ¿por qué ahora? ¿Qué ha pasado para que, entre febrero y marzo, tengamos instalado el consabido debate sobre si al Madrid de Laso le ha llegado la hora y las carrozas se convierten en calabazas y las mandarinas en melones? Pues ha pasado que el FCB ha logrado tres victorias seguidas sobre el Real Madrid. Con cierta sensación de control de los partidos, cierto. Pero estamos estrenando abril y los títulos y, acaso, los ciclos se deciden ahora.

Porque el FCB ganó la copa, cierto, pero en un partido disputadísimo que se decidió por detalles que todos, (bueno menos los de gris), vimos. Una final a la que, como se supone, los equipos están a un alto nivel. Y el FCB lleva a un buen nivel un tiempo ya. Se le esperaba este año y está llegando. Normal, tras la inversión y los cambios que han realizado esta temporada.

Y, tras este título y un par de victorias más sobre el equipo de Laso, se ha activado la maquinaria de generar alarmas madridistas, que periódicamente suenan en la casa blanca. Esta nueva alarma se llama “cambio de ciclo”.

Es curioso porque estábamos acostumbrados a la alarma #LasoDimisión, aunque los jugadores se empeñaran en desactivarla ganando los títulos que Laso se empeñaba en perder (obsérvese la ironía del texto). Debe de ser que hay que cambiar el mantra (alarma) cuando algo no funciona, como el Coyote en su afán por pillar al puñetero y cargante Correcaminos, y buscar un titular nuevo para la noticia. Porque de eso creo que va esto, de generar titulares sobre supuestas noticias que están por producirse. Todo es lícito, al fin y al cabo, es opinión. Un análisis más reposado no ha lugar todavía en la vorágine informativa de la temporada y sí la necesidad de apuntarse el tanto del “yo ya lo dije”.

Y es que un cambio de ciclo debería llevar implícito más de un título local (preferentemente liga) seguido “robado” al actual equipo de Laso. Así lo creo y así parecía ser asumido por todos porque no recuerdo que se hablara de cambio de ciclo cuando nos barrió el Valencia en 2017 en la final ACB. Tampoco en 2014 cuando ganó el FCB a un Real Madrid post “escalope Milanesa” del que costó recuperarse.

Siendo esos los momentos más críticos del Real Madrid en todo “su ciclo”, no hay todavía, hechos que puedan hablar de este cambio. Incluso no ganando (casi escribo ‘incluso perdiendo’) la liga ACB tampoco daría por consumado el fin, que no el cambio, a no ser que fuera una barrida del FCB apoyada con una final (incluso sin ganar, ¡ojo!) de Euroliga.

No vayamos tan rápido. Una cosa es que se acabe el ciclo de Laso/Real Madrid y otra es que empiece otro. El ciclo hay que ganárselo. Lograr que se hable de “ciclo” implica una continuidad en el éxito que no se logra ganando uno o dos títulos. Así de grande es lo que ha conseguido el equipo blanco. Son seis años de esta continuidad aunque alguno, (como que la tierra es redonda), lo niegue. Ningún equipo está ni cerca de la mitad así que, por favor, evitemos esa necesidad tan moderna de ser el primero en comunicar algo y “vayamos por partes”, como dijo Jack. Veamos si el ciclo se acaba y luego esperemos que alguien recoja el testigo, porque igual no lo recoge nadie. Y en cualquiera de las dos situaciones, pasado no mucho tiempo podremos evaluar lo grande que fue el ciclo de Laso en el Real Madrid y lo fácil que parecía lo que hacía: desde llegar a finales (y ganarlas) año tras año, hasta viajar en carroza por autopista y comer mandarinas pasadas la medianoche.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *