Crónica Real | Un triunfo contundente que borra las malas sensaciones (1-3)

Comenzaba la temporada del Real Madrid en Balaídos. Y ni los malos resultados ni las lesiones pudieron manchar el debut del conjunto merengue, donde las novedades comenzaron con la titularidad de Odriozola, Bale y Vinicius.

Con el pitido inicial, el Madrid empezó a lanzar sus primeras propuestas por las bandas de Bale y Vinicius. La velocidad de ambos jugadores ponían contra las cuerdas a un equipo gallego que cuenta con poca solvencia defensiva. 

Los de Fran Escribá quisieron achuchar al equipo merengue, que veía como tenían que retrasar la pelota hasta Courtois. El portero jugaba en largo con el fin de buscar la espalda de los locales. No habían pasado ni 12 minutos cuando una recuperación de Casemiro en el centro del campo, acabaría suponiendo el 1-0. Tras una gran cabalgada de Bale por la banda izquierda, el galés conseguía meter una balón para que Benzema lo empujase al fondo de la red.

1 ocasión, 1 gol. El Madrid se sentía a gusto, mostraba un gran orden defensivo y Zidane aplaudía a los suyos. 

El Celta buscaba reaccionar de manera inmediata. El conjunto vigués liderado por una gran Fran Beltrán lograba mantener el control del partido, pese a que todavía no habían podido incomodar la portería del guardameta merengue. La banda izquierda iba a convertirse en la vía de escape que empezaría a tomar el conjunto local.

El Madrid empezaba a conformarse con mantener la ventaja y aprovechar las ocasiones de contraataque transformadas en largos pases a los que llegaba Gareth Bale.

Con escasas aproximaciones se alcanzaban los primeros 30 minutos de partido. El Madrid quería más y un gran palmeo de Rubén Blanco negaba el segundo tanto tras un gran disparo de Luka Modrić. Sin apenas margen tiempo tuvo que despejar otro disparo de Gareth Bale tras una gran diagonal lanzada por Benzema.

Con un minuto de añadido, el Madrid tuvo tiempo para llevarse el susto. Odriozola se hace un lío en la banda y un avispado Aspas recuperaba un balón que servía a bocal de gol para que Brais mandase al fondo de la red. Sin embargo la revisión por parte del VAR, anulaba por fuera de juego el gol. Frustración por parte del conjunto local, alivio para el Madrid.

Sin cambios comenzaba una segunda parte en la que Benzema rozaba el palo tras una gran asistencia de Marcelo. El Celta conseguía incomodar la defensa del Madrid donde los errores posicionales se convertían en grandes ocasiones para el conjunto local. 

El Celta se acercaba y un pisotón sobre Denis Suárez en la zona del Tendón de Aquiles fue contundente para que Estrada Fernández sentenciase a Luka Modrić con una roja directa. Con 10 jugadores el Madrid no conseguía subsanar las grietas rotas, y la mano salvadora de Courtois evitaba el tanto de Araújo quien remataba a placer. 

Zidane empezaba a mover banquillo cuando un zapatazo desde la frontal de Kroos sirve para anotar el segundo tanto. El conjunto celeste apretaba y poco a poco rozaba el empate. Las entradas de Lucas Vázquez por Vinicius, e Isco por Gareth Bale ayudaron a frenar las intentonas del conjunto vigués. 

Rozando el final del tiempo reglamentario, una perfecta combinación entre Isco, Marcelo y Benzema habilitaban a Lucas Vázquez para anotar el tercero. 

Con el tiempo añadido, el Celta siguió apretando hasta el final y Losada consiguió recortar distancias.

Final y victoria en Balaídos que ha conseguido borrar todos los fantasmas que se crearon en la pretemporada.

Foto: La Liga

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *