#TerrenoMadridista | De Paternal a Madrid

Esteban “Cuchu” Cambiasso arribó a la capital española en 1996 con tan solo 15 años. Previo a su llegada, jugó gran parte de su vida en Argentinos Juniors. El equipo del barrio de La Paternal, ubicado en el centro de la ciudad de Buenos Aires, es apodado como el semillero del mundo. Esto se debe a la cantidad de grandes jugadores que se formaron en las canteras de esa institución. Entre ellos se encuentran nombres como Fernando Redondo, Diego Armando Maradona y Juan Román Riquelme, entre otros.

Cambiasso también tuvo un debut precoz en las juveniles del seleccionado argentino donde ya demostraba grandes cualidades. Contó que en ese momento el Ajax de Holanda lo fue a buscar para ficharlo pero su familia no estaba a gusto con la cultura holandesa y entonces decidió seguir su sueño, jugar en el Real Madrid.

Cambiasso estuvo desde 1996 hasta 1998 integrando las filas del Real Madrid Castilla junto a su hermano Nicolás Cambiasso. Nicolás era portero y no corrió con la misma suerte que Esteban ya que jugó gran parte de su carrera en el ascenso argentino. En esos años logró el subcampeonato del grupo uno de la Segunda División B de España por detrás del CP Cacereño. En total disputó un total de 42 partidos y convirtió 4 goles desempeñándose como centrocampista.

Luego de cuatro años en Argentina, en donde jugó desde 1998 hasta 2001 en Independiente y de 2001 a 2002 en River Plate, vuelve al Real Madrid. Su primer partido oficial es nada más y nada menos por la Supercopa de Europa frente al Feyenoord holandés. El “Cuchu” iría de titular y redondearía una gran actuación participando activamente, tras un buen pase, en el primer gol del Real Madrid que terminaría siendo en contra de Paauwe. Además, inicia la jugada del tercer gol junto a Figo que centra y Guti remata de cabeza para poner el definitivo 3 a 1. El Madrid era campeón de otro título internacional y Cambiasso tenía un debut ejemplar.

Al poco tiempo llegaría su debut en la Primera División de España. Sería el 2 de septiembre de 2002 en un Santiago Bernabéu que rebalsaba de gente y con grandes esperanzas puestas en la nueva temporada. El “Cuchu” jugó un gran partido y el Madrid ganó por 2 a 0 con goles de Iván Helguera y Steve McManaman.

Foto: Diario AS

El Madrid tardó en afianzarse en el comienzo de la temporada y en diciembre de 2002 disputaría la Copa Intercontinental frente al Olimpia de Paraguay. Vencería por 2 a 0 con goles de Ronaldo y Guti. Cambiasso completaría otra gran final y sería sustituido al minuto 90 por Francisco Pavón. El “Cuchu” saboreaba su segundo título como madridista en apenas cinco meses.

Luego de esto, el Madrid pelearía codo a codo La Liga con la Real Sociedad y se consagraría campeón con 78 puntos contra 76 de su perseguidor. El “Cuchu” jugó 24 partidos, tuvo un nivel muy regular y sorprendió a más de uno. Cambiasso firmó tres títulos en su primera temporada como jugador del Real Madrid.

La temporada 2003/2004 sería la última de Cambiasso como futbolista merengue. Comenzó muy bien ganando la Supercopa de España frente al Mallorca por un 4 a 2 en el global y con él de titular en ambos encuentros. Ese mediocampo estaba conformado por el propio Cambiasso, Luis Figo, Zinedine Zidane y David Beckham, nada mal.

Durante esta temporada, Cambiasso no era uno de los titulares indiscutidos aunque si disputó 28 partidos siempre yendo desde el arranque en la mayoría. En La Liga el Madrid quedaría cuarto con 70 puntos contra 77 del Valencia que se coronaria campeón. Además, perdería la final de la Copa del Rey frente al Real Zaragoza por 2 a 3. Cambiasso no fue titular y tampoco ingreso durante ese encuentro. Por último, en la Champions el Real quedaría eliminado en cuartos frente al Mónaco. Sin dudas una temporada nefasta para el madridismo y más para el “Cuchu” en comparación en lo que había lograda la pasada con tres títulos en la galera.

En julio de 2004 se terminaría la historia entre Esteban Cambiasso y el Real Madrid. Se le expiraría el contrato con el club merengue y firmaría con el Inter de Italia en donde estuvo 10 años, jugó 431 partidos, convirtió 51 goles (en el Madrid 0) y ganó 15 títulos, entre ellos una Champions League de la mano del gran José Mourinho que luego vendría hacia Madrid para alegrarnos la vida a los madridistas, o por lo menos la gran mayoría.

Texto: Seba Genova

Foto de portada: 90min

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *