Sentimiento Real | Ojalá nos quedemos

Que el Madrid siempre vuelve es una de las frases más repetidas de la historia, de su Historia. Es una verdad universal. De París a Sevilla para cambiar el estado de ánimo de millones de personas en todo el mundo.

Después de lo del miércoles, ir al Pizjuán daba miedo. Nos temblaban las piernas sólo con pensarlo. Llegó el día y llegó la hora. Nueve de la noche bajo el calor sevillano que se niega a despedirse del verano. Sonó El Arrebato, pitó el árbitro y nos pusimos a jugar. El partido lo vio todo el mundo, no voy a hablar de ello.

Marcó Benzema y lo gritamos todos, allá donde estuviéramos. Ya sólo faltaba que aquello se acabara. Y se acabó. Y suspiramos aliviados. El Madrid nos había quitado un peso de encima que no era otra cosa que la pena que llevábamos arrastrando desde el miércoles por la noche. Me senté en silencio y contemplé mi felicidad.

Es increíble cómo el Real Madrid nos cambia el estado de ánimo. Porque nos fuimos a la cama contentos, porque hoy nos hemos levantado con una sonrisa, con ganas de encontrarnos a gente del Atleti y del Barcelona y decirle eso de “eh, tú, el Madrid siempre vuelve”. Es una verdad universal. Se afronta el día de otra manera después de una victoria del Madrid. La vida, en general, se ve de otra forma cuando tu equipo de fútbol da un golpe en la mesa.

Es una pena tener que compartir el liderato, más que nada porque no sabemos lo que nos va a durar. Hay que rebajar la euforia. Disfrutar el momento hasta el siguiente partido, pero ojalá que no tengamos que volver, ojalá que nos quedemos.

Foto: CRISTINA QUICLER/AFP/Getty Images 

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *