Sentimiento Real | Las facturas, a final de temporada

A mí Gareth Bale no me ha hecho nada. Bueno, miento, me ha hecho disfrutar muchísimo. No voy a olvidar nunca su galopada en Mestalla, dejando atrás a Bartra, al Tata Martino y las ilusiones de los culés que se veían levantando otra Copa de nuestro Rey. No voy a olvidar nunca el gol de la remontada en Lisboa, tras una magnífica asistencia de Courtois y, por supuesto, jamás en la vida se irá de la retina de mi memoria su chilena en Kiev ni su zapatazo, haciendo doblete y dejando más conmocionado a Karius y al antimadridismo. Todo eso está guardado para siempre y bajo llave en el rincón de mi corazón donde se van almacenando los momentos felices que me brinda el Real Madrid.

De Bale y su bandera se ha hablado ya tanto que yo no voy a repetirme. Sí quisiera decir que a mí, como madridista, jamás me ofendió ese gesto. Lo que de verdad me pareció lamentable fueron los pitos del Bernabéu al galés cuando Zidane le dio entrada al terreno de juego. Hay una jugada que me da más asco que ninguna otra. Bale intentando marcar un gol y la gente pitándole. Qué vergüenza.

Ojalá que ante el PSG tenga la oportunidad de jugar y de hacerlo con la misma intensidad y compromiso que los minutos que disputó contra la Real Sociedad. Ojalá marque un gol, o dos, o los que sean, y que todos esos que le pitan no se levanten de sus asientos para celebrarlo, porque supongo que estarán disconformes. Esa gente que va al Bernabéu con una pancarta en contra de un jugador de su propio equipo, ¿qué intención tienen aparte de la de salir en la tele? Porque las cámaras no van a posarse nunca sobre el que le aplaude, sino en la cara, en el rostro, en la jeta, porque esta gente lo que tiene es jeta, del que va a su propio estadio a estar en contra de un jugador de su propio equipo. Un jugador que no ha hecho absolutamente nada en contra del club, solamente darle títulos, con la ayuda de sus compañeros.

Espero que cambie la tendencia, que el madridismo consuma menos mierda y que apoye a los suyos. Cuando termine la temporada será el momento de pasar facturas.

Foto: PIERRE-PHILIPPE MARCOU/AFP via Getty Images

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *