El pilar del Real Madrid se llama Casemiro

En todo edificio hay una estructura clave que sostiene la edificicación, en el fútbol también existen estas estructuras claves, en este caso son jugadores que, aunque no tienen que ser los mejores, son los más importantes y mantienen estable a un equipo durante todo el partido. En el Real Madrid este jugador clave se llama Carlos Henrique Casemiro, el centrocampista brasileño se mantiene atrás y le da libertad a sus dos compañeros del centro del campo, normalmente Kroos y Modric, para que puedan crear el juego sin tener que pensar en defender.

Realmente en equipos top esto es muy importante porque suelen tener a maestros de la creación de juego, que son muy buenos con lo suyo pero no te cubren las espaldas. Por eso Casemiro es más importante de lo que muchos piensan, hace un trabajo que no se valora hoy en día, hacer mejor a sus compañeros. Además, no solo mejora a los que tiene delante, también a los que tiene atrás, cubriendo varias subidas de los laterales o incluso de Sergio Ramos o Varane.

Este trabajo que hace el de Sao Paulo no ha pasado desapercibido para muchos de sus entrenadores. Uno de los que más le alaba es Julen Lopetegui, el ex-entrenador del Real Madrid fue uno de los artífices del Casemiro actual, cuando cogió cedido a un joven centrocampista brasileño de 22 años que había pasado sin pena ni gloria la temporada anterior por el primer equipo blanco. Lopetegui le dio el protagonismo que necesitaba y le convirtió en un jugador importante en el Oporto, ahí fue donde Casemiro empezó a realizar el complicado trabajo de ser el pilar de un equipo en el centro del campo. Zinedine Zidane es otro entrenador que siempre ha aprovechado muy bien al brasileño, cuando el francés llegó al banquillo blanco por primera vez el centro del campo estaba formado por Kroos, Modric y James, tres jugadores muy creativos pero que tenían que ayudar atrás al no tener a nadie que estuviese defendiendo, y claro, defender pues no es lo suyo. Al llegar Zizou, se dio cuenta de lo que no vio Rafa Benítez, metió a Casemiro sacrificando a James Rodríguez. A partir de este cambio llegaron los éxitos blancos y las tres Champions seguidas.

Llegados a este punto está claro que Casemiro es muy importante en este Real Madrid, pero quizás se ha planificado mal su temporada al no tener ningún sustituto en su posición. Es cierto que Valverde puede actuar de pivote, incluso Kroos puede retrasar su posición, pero estos dos tienen que desplegar su talento hacia delante y no preocuparse tanto por defender. Marcos Llorente era clave para ser el que le diera descanso al brasileño en algún partido, sin embargo el español puso rumbo al Atlético de Madrid. Está claro que hay que reforzar otras posiciones, pero también hay que fichar un pivote suplente porque si Casemiro se rompe, no hay sustituto y, por lo tanto, si se rompe el pilar, se cae el equipo.

Foto: El Confidencial

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *