#OpiniónReal | El Madrid de Laso resuelve los cuartos

Una vez se ganó la Euroliga en Belgrado la duda residía en cómo prepararía el Madrid el playoff de cuartos. Aunque la Liga ENDESA resulte devaluada a efectos mediáticos, la realidad es que estamos ante una competición de gran dificultad. Hoy CSKA vapuleaba en sus playoff al modesto Riga, mientras que el Madrid debía superar a un equipo muy poderoso, especialmente en su pista, como el Iberostar Tenerife.

Las celebraciones y el acto del Bernabéu no han perturbado lo más mínimo a este equipo. Se ha resuelto la primera fase del playoff de forma expeditiva. En el segundo partido el Madrid no ha cedido la tutela del marcador en toda la segunda parte. Se han vivido momentos espectaculares, como la asistencia de fantasía de Llull, la intimidación de Tavares y de Doncic -con taponazo incluido- o el recital de bote, fundamentos y tiro exterior del gran Rudy Fernández.

El Iberostar se ha encomendado a Beirán, a la lucha y a repartir algún que otro golpe de más sobre Doncic. Ni por esas han conseguido igualar las fuerzas.

El Real Madrid 2017/2018 lo sigue bordando. Con Thompkins en el recuerdo, se ha dado una nueva lección de compañerismo, con jugadores entregados como Tavares que permiten a sus compañeros descuidarse un poco, ya está el coloso caboverdiano para ajustar la defensa de su aro.

En las dos últimas temporadas el Madrid sufría lo indecible en la primera ronda de playoff. Hace dos año el UCAM Murcia de Campazzo forzaba el tercer partido y estaba a punto de dar la sorpresa en Madrid en el primer encuentro. La temporada pasada Morabanc Andorra, con Shermadini como estilete, planteaba un guion similar. Llegaron al tercer partido y provocaron muchos problemas en el primer partido celebrado en Madrid.

La autoridad que ha demostrado hoy el equipo de Laso refleja el estado de plenitud que atraviesa el equipo. Se llega mejor a esta fase que los dos últimos años. Eso sí, se cuenta con que Llull haya descendido un poco su nivel de acierto después de la Final Four. Es natural. Reapareció para dar un impulso clave a los suyos en Europa, pero la inactividad debía dejarse notar. En porcentajes se ha notado hoy, pero Llull sigue siendo significativo, en defensa, anotando su única canasta de dos cuando más apretaba el Iberostar y consiguiendo la asistencia más plástica de lo que llevamos de temporada, de espalda, y por debajo de las piernas. Una jugada para no cansarse de verla.

Texto: @DBenavidesMReal

Foto: ACB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *