#OpiniónReal | La docilidad del público del Bernabéu

El partido entre Real Madrid y Huesca en el Bernabéu fue uno de los trámites que nos quedan por pasar esta temporada. Con la obligación de ganar, porque el Madrid siempre, sea cual sea la circunstancia, debe estar condicionado a esa meta. Pero esta vez sin premio más allá de los tres puntos, pues la desastrosa temporada nos deja ya fuera de cualquier pelea por títulos. Y se nos hace extraña esta situación recién entrada la primavera, estación en la que suele aflorar en el equipo el espíritu ganador que nos ha convertido en el mejor club de siempre.

Ayer, sin embargo, era una tarde fría, una más esta temporada, con una entrada pobre. El ambiente y el clima no invitaban a los abonados a acudir al estadio. Ojalá algunos tuviéramos la posibilidad de ir con esa frecuencia. El Bernabéu no me gustó en el partido contra el Huesca. Soy de los que se siente nulamente identificado con los aficionados que acuden a los partidos ligueros, ya que todos sabemos que en la Copa de Europa el templo blanco se transforma.

Isco marcó un gol, pero es cierto que esta no ha sido su temporada (como la de tantos otros jugadores, por supuesto), y en la que incluso se ha visto envuelto en distintas polémicas que, supuestamente, denotaron en él una falta de disciplina que cabreó, entre otros, a Solari. No me voy a pronunciar sobre estos asuntos porque me parece injusto hacerlo sin percibir lo que sucede desde dentro. Lo que sí creo es que Isco, como otros, no han mostrado la actitud propia de un futbolista del Madrid. Aun así, yo nunca le he pitado ni le pitaré. Esa actitud por parte del público me parece lamentable, y por ello creo que estuvo acertado aplaudiendo a Isco. Es lo que hay que hacer cuando un jugador no pasa un buen momento. Necesitan el apoyo y el aliento de la gente, de esta forma sentirán un compromiso mayor porque no querrán fallar a su gente. Si le silbas, creo que se da el efecto absolutamente inverso.

Pero, ¿por qué en cambio con Gareth Bale la reacción del público es justo la contraria?. Y creo que el galés ha sido un jugador que ha dado al Madrid momentos de absoluta gloria, con sus golazos en semifinales y finales. Y siendo en momentos el jugador más en forma del equipo, como sucedió en la 2016-2017 hasta que se lesionó.

Su memorable actuación en Kiev bien merece el respeto eterno por parte del Bernabéu. Y sí, Bale, como Isco, también ha podido hacer mucho más. Ha sido una temporada mala para todos, algo también comprensible tras saciarse de Champions. Simplemente me gustaría que el Bernabéu tuviera con Bale la misma reacción que tiene con Isco.

Me parece que el Bernabéu se expresa hacia sus jugadores de manera arbitraria. La mentalidad del estadio parece muchas veces impuesta por quienes no nos quieren. Es un público dócil y tristemente abducido por el AS y el roncerismo más extremo. Las campañas continuas de la prensa contra Gareth, especialmente del periódico de Relaño, han surtido efecto. Y los aficionados que acuden al estadio se han dejado adoctrinar una vez más.

Cada vez tengo más claro que Gareth se va a marchar, y lo va a hacer harto de toda la persecución que ha tenido que sufrir. Simplemente espero que el tiempo ponga a cada uno en su sitio y a Bale se le recuerde como lo que ha sido: una leyenda que ha ganado 4 Champions siendo una pieza fundamental en todas ellas.

Foto: Trome

News Reporter
Director de la Revista #MadridistaReal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *