Opinión | Te lo mereces, Jesús

Jesús Vallejo ha pasado momentos muy complicados desde su llegada al Real Madrid. Las lesiones y la falta de continuidad han provocado que en 2 años apenas hayamos visto al central maño con la camiseta del Real Madrid. Pero la luz al final del túnel empieza a aparecer, y aunque sea en la recta final de la temporada, Vallejo está obteniendo recompensa a tanto trabajo y sufrimiento. Y se lo merece más que nadie.

El pasado 31 de julio del año 2015, el Real Madrid anunció el fichaje de Jesús Vallejo. El central, natural de Zaragoza, despuntaba en las categorías inferiores de la selección española (proclamándose campeón del Mundial sub-19) y ya era capitán del primer equipo del Real Zaragoza. Tras el pago de 6 millones de euros, Vallejo seguiría una temporada en el Zaragoza como cedido antes de regresar al Real Madrid. Tras una notable campaña en 2ª división con el equipo de su tierra, el Real Madrid decidió ceder al central una temporada al Eintracht de la Bundesliga, club en el que firmó un año sensacional, siendo uno de los jugadores revelación del campeonato alemán. Su progresión era meteórica, y la decisión del Madrid, rotunda: Vallejo formaría parte de la primera plantilla en la temporada 2017-2018.

Precisamente desde que Vallejo forma parte del primer equipo del Real Madrid, no ha parado de tener mala suerte. Las lesiones empezaron a hacer acto de presencia, y hasta el mes de diciembre solo había jugado 3 partidos (2 de ellos en Copa del Rey). Imposible mostrar su potencial. Su mal partido ante la Juventus (jugó por la sanción de Ramos y la lesión de Nacho) no ayudó a la causa. En total 12 partidos jugados de 60 posibles, solo 7 de ellos en liga. Pero lo peor estaba por venir. La presente temporada ha sido muy dura para el zaguero aragonés, que hasta el pasado 21 de abril solo había jugado 2 partidos oficiales: ante el Melilla en Copa y ante el Cska en Champions, ambos intrascendentes.

Pero la vida y el fútbol saben recompensar a las personas luchadoras y humildes, y a partir del pasado 21 de abril todo ha cambiado para Vallejo. Y se lo merece, vaya que sí se lo merece. Dicho día Zidane apostó por él como titular ante el Athletic de Bilbao, y el central tuvo una actuación impresionante. De repente ese chico de cristal sin apenas protagonismo en el equipo mostraba todas sus virtudes: velocidad, capacidad de anticipación, fuerza, buen juego aéreo…por fin el Bernabéu disfrutaba de un gran central. Benzema marcó 3 goles y fue el gran protagonista, pero Jesús Vallejo salvó 2 goles en la portería propia y fue, tras el francés, el gran protagonista del partido. Por primera vez desde su llegada al club parecía sonreirle la suerte.

Tras el partido ante el Athletic, Vallejo ha jugado 3 encuentros de 4 posibles, y a excepción del dudoso penalti cometido ante el Rayo, sus actuaciones han sido impecables. Con la temporada finiquitada y ningún título en juego, el central ha sabido aprovechar su momento, y los que apostaban por su inmediato traspaso empiezan a pensárselo. Vallejo no es de los que se rinde, y va a poner muy difícil su traspaso o cesión. Y no solo eso; hablamos de un chaval modélico, que jamás ha dicho una palabra más alta que otra y que incluso ha dado la cara tras alguna derrota…sin haber sido ni convocado. Un jugador de equipo y con la ilusión de un niño, justo lo que le hace falta al Real Madrid en su presumible cambio de ciclo.

De hecho, su rendimiento en apenas 6 partidos oficiales ha sido superior al de Nacho Fernández. Y también al mostrado por Varane en varios tramos de la temporada. Lo único que le faltaba era jugar, algo que los problemas físicos le han impedido, pero también la falta de confianza. Ni Lopetegui ni Solari apostaron por él cuando estuvo disponible, pese a los evidentes problemas del equipo a nivel defensivo. Zidane se encontró a un Vallejo que sumaba 3 minutos disputados en la liga y 183 en 8 meses de temporada. Pese a eso, el aragonés estuvo preparado para rendir cuando llegara su momento, y así lo ha hecho.

Por esas razones, Vallejo es un ejemplo para todos. Un gran central con mucho que aportar, pero sobre todo un enorme profesional. Si las lesiones le respetan como merece, puede hacer carrera en el Real Madrid. Una cesión sería recomendable, pero jamás un traspaso. En una época complicada para encontrar centrales jóvenes, asequibles y con futuro, desprenderse de un jugador con el margen de mejora de Vallejo sería una locura.

Texto: @JavierGomezT

Foto:  Marca

News Reporter
Colaborador de #MadridistaReal. Cubre la actualidad del Real Madrid Castilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *