Opinión Real | El Real Madrid ya empieza a campeonar

El Real Madrid conquistó su undécima Supercopa de España. Un torneo, esta vez, distinto, en el que la participación del conjunto blanco ha sido, incluso, puesto en entredicho. El Madrid ganó el trofeo sobre el césped, dando un recital de fútbol ante el Valencia y con sufrimiento a un Atlético que, como siempre, jugó a que no se jugara a nada. Que la participación blanca ha sido “injusta” ha sido la baza que el antimadridismo ha utilizado para restar valor al éxito madridista, como hace habitualmente.

Es cierto que el Real Madrid no fue campeón ni de Liga ni de Copa, pero de ninguna forma fue un “invitado”. De la misma manera que en el anterior formato no hubiese disputado la competición, en este nuevo fue un legítimo participante. Los criterios de clasificación para el torneo se conocieron ya desde febrero, cuando no había todavía ni campeón de Liga ni tampoco de la Copa.

Puesto ya de manifiesto que el Madrid participó en el torneo de manera lícita, pues se CLASIFICÓ, volvamos al terreno de juego. Ahí es donde siempre responde el Madrid, de la mano de un impecable Zinedine Zidane. El francés suma ya 10 títulos como entrenador del Madrid, habiendo ganado 9 finales de 9 que ha disputado, un pleno. No está nada mal para tratarse de un simple “alineador” que no tiene ni idea de táctica, como algunos expertos afirmaban. El entrenador galo ha sido cuestionado en innumerables ocasiones, pero especialmente al inicio de esta temporada. Pero ha vuelto a demostrar su valía, como bien sabe hacerlo, levantando un trofeo después de saber responder con brillantes soluciones a los problemas que se le habían planteado con la ausencia de Hazard y las imprevistas lesiones de Bale y Benzema.

En el año 2013, cuando aun contábamos 9 Champions en nuestras vitrinas, Florentino Pérez afirmaba que “vamos a construir un Real Madrid entorno a la figura de Zidane”. El presidente, siempre planificando pensando en el presente y en el futuro, volvió a acertar. Todo sin tener proyecto deportivo, de acuerdo con esos mismos expertos que tachaban a Zizou de alineador. Tenemos entrenador para muchos años.

Y no podemos pasar por alto la oportunidad de destacar, por supuesto, dos figuras que han sido claves en este nuevo título. Fede Valverde y Thibaut Courtois. El guardameta sigue respondiendo en el campo a unas críticas que llegaron desde un sector de la prensa que llegó a acosarle hasta el punto de ser silbado por un Bernabéu, como siempre, influenciado. Courtois ya ha demostrado que esta camiseta no le pesa, y que ni mucho menos se va a achantar frente a unas críticas que no se nutren de argumentos futbolísticos sólidos y de peso. Bravo por Thibaut, un portero determinante que ya nos da títulos. Y por parte del uruguayo, poco que decir que no se haya dicho ya. Hizo un gran torneo, manteniendo el espectacular nivel que viene mostrando. Aunque suene políticamente incorrecto, la patada a Morata estuvo bien dada, hizo lo que tenia que hacer y frenó un mano a mano a falta de unos pocos minutos para el final. Esos detalles te dan títulos y Valverde se sacrificó haciendo una falta que hizo todo el madridismo con él. El “Pajarito” es ya una realidad, un futbolista consagrado en la primera plantilla -y por qué no decirlo, también en el once- de un Real Madrid que ya comienza a campeonar.

Foto: GIUSEPPE CACACE/AFP via Getty Images

Avatar
News Reporter
Director de la Revista #MadridistaReal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *