Opinión | Marco Asensio: de diamante a circonita

Años atrás cuando recién empezaba a escribir en el mundo de los medios deportivos digitales hice un articulo que titule “Marco Asensio: El diamante que amenaza la BBC” hoy por desgracia para muchos de los que nos enamoramos de aquel increíble talento que emergió al amparo de una de las delanteras mas importantes del mundo del fútbol, vuelvo a escribir sobre él, pero esta vez aquel diamante que relucía resulto no ser un diamante, si no una muy parecida al diamante, la circonita.

La circonita, es de características muy similares al diamante en forma y brillo, pero sin la calidad necesaria para ser considerada una joya. Creo que verdaderamente, es una metáfora, que le viene como anillo al dedo a la carrera de Marco Asensio.

Tiró la puerta abajo a base de golazos, se movía entrelíneas como hacía tiempo que no veíamos a algún futbolista bailar entre las marcas de las defensas rivales, pero tras ese boom, algo en aquel futbolista hizo ‘click` de la peor manera posible, rebosante de talento pero carente de ambición. Sigo a día de hoy sin poder perdonarle aquella frase de “Yo no soy quien debe de tirar del carro del Real Madrid” ahí, en ese momento, me perdió totalmente como aficionado que admiraba a Asensio.

Muchos aun escudan su bajo nivel a la grave lesión que sufrió, yo no voy a obviarlo y entiendo que aún pueda jugar con miedo por temor a una nueva lesión, pero tampoco puedo obviar, que son gajes de su oficio, los futbolistas están expuestos a las lesiones. Aunque el bajón de rendimiento de Asensio es anterior a la lesión, no vivía sus mejores momentos como jugador del Real Madrid ni en la selección española antes de la lesión.

Es una pena, porque lo tenía todo, absolutamente todo, para ser un jugador determinante para el futbol español, uno de los mejores golpeos que hemos visto en muchísimo tiempo con una velocidad al cargar su pierna izquierda incluso en poco espacio envidiable, calidad y visión de juego y una velocidad en carrera al espacio que parece que todo eso ha desaparecido en el actual Marco.

Asensio se ha convertido en un jugador timorato, dubitativo y con poco peso en el ritmo de juego del Real Madrid, no influye prácticamente en nada si juega o no, no se le echa en falta cuando no juega y creo que eso en un jugador de sus capacidades es lo peor que le puede pasar. Esta cayendo en el olvido poco a poco, no marca, no asiste, no arriesga… y más oportunidades de parte de Zidane no esta pudiendo tener aunque eso sí, aunque sea un jugador de su gusto personal, las lesiones de otros compañeros han permitido que el balear juegue mucho más de lo merecido por su rendimiento en el campo.

O ese antiguo Marco Asensio vuelve pronto o no creo que le queden mas de dos temporadas en el Real Madrid si no mejora sustancialmente su rendimiento, y ya no solo hablo de las cifras, si no de su imagen en el terreno de juego.

Texto: @AntonioMorato_2
Foto: Imago

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *