Opinión | El Plan B puede mezclarse con el Plan A

Ante el Mallorca, Zidane decidió alinear a muchos de los no habituales en el 11 titular: Jović, Odriozola, Isco, Vinícius… Incluso el propio James, quien parecía ser indiscutible hasta antes del parón de selecciones. Y el Madrid lo pagó caro.

Una desatención de Odriozola contra Lago Júnior ha costado el único gol del partido, y que bastó al equipo mallorquín para sacar los tres puntos en un difícil compromiso. 

Cabe mencionar que al club blanco no suele venirle bien el parón de la FIFA en términos generales, pero si además de eso agregamos las lesiones que padecen ahora mismo dos piezas claves de la medular merengue (Kroos Y Modrić, este último lesionado mientras jugaba con Croacia), podemos entender, quizá, la abrupta rotación de ‘Zizou’. 

Sin embargo, este era un partido en el que se necesitaban más ayudas defensivas, aunque ZZ no lo vio así y alineó a dos mediapuntas (James e Isco) más tres delanteros (Vinícius, Benzema y Jović). De los cinco, quizá el único que ha desarrollado una faceta colaborativa en defensa, y de manera notoria, es el colombiano. Pero eso no basta cuando visitas un campo como el del Mallorca.

Este tipo de duelos hacen un poco mezquinas las evaluaciones que puedan hacerse a jugadores que quieren hacerse hueco en la plantilla, como el caso de Jović. Creo que sería justo ver al serbio jugar con el 11 titular, en lugar de Benzema, algún día, por lo menos; así como ver a Militão un día por Varane y con los demás diez jugadores de la titular.

 Parece que Zidane ha planteado un partido, que seguramente estudió en estas dos semanas que pasaron, en el que pareciera que pensó que poner a los nuevos y a los que no son titulares daría un resultado inmediato. Lo ideal, desde una perspectiva más personal, consideraría que es, como se mencionó anteriormente, mezclar esos jugadores del plan B, quizá uno por uno, para que se acoplen a la dinámica del equipo titular. De lo contrario, pasa lo que ha pasado en Son Moix: habrá un equipo perdido en el campo sin ningún tipo de entendimiento y cada quien por su lado. 

Zidane, el plan B puede mezclarse con el A, pero de una manera equilibrada. No a los golpes, ni por obligación debido a lesiones. Hay jugadores que merecen más confianza y merecen recibirla de una manera adecuada, no saltando al terreno todos juntos a ver cómo resuelven, cuando muy poco han jugado juntos antes.

Foto: Alex Caparros/Getty Images

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *