Opinión | Coto de caza madridista: abierto para todos

Se fue, por fin se terminó la agónica temporada para el madridismo. Probablemente la peor que recuerden nuestras memorias. Ahora es tiempo de sacar conclusiones, de evaluar la temporada tanto colectivamente como individualmente. Comienza el coto de caza para la directiva y sobre todo para el madridismo.

Eran muchos los que esperaban con la canana llena de balas relucientes para ir disparando a diestro y siniestro dependiendo de que presa les ofreciese la prensa semana tras semana, e incluso día tras día.

Ya han pasado por las mirillas de los cazadores madridistas Gareth Bale, Keylor Navas, Toni Kroos y ahora el capitán Sergio Ramos, tras unas supuestas palabras del entorno del defensa madridista.

Realmente sorprendente ha sido la unanimidad con la que parte del madridismo esperaba ver en el disparadero a Ramos para apuntar sus escopetas y rifles cargados de reproches. Un jugador que lleva defendiendo la camiseta del Real Madrid desde los 19 años, ahora tiene 33, 14 años dejándose el alma e incluso manchando de sangre la impoluta camiseta blanca del Real Madrid.

Se le etiqueta de haberse borrado del indigesto tramo final liguero por la lesión en el soleo. Se olvida que Sergio forzó la recuperación para poder jugar contra el Athletic de Bilbao y eso le causó una recaída.

Este año no se perdona una, te llames como te llames, seas veterano o seas novel en el club, la desilusión ha tornado en desesperación, hay una crispación en torno a todo lo que tenga relación con el club madridista.

Si hay supuesto acuerdos en los fichajes, si no los hay, si ese nombre no es el adecuado, si ese precio es desorbitado, si las bajas de la plantilla no se hacen, si las renovaciones eran inoportunas, etc, etc…

Pero me quiero centrar en la imagen de Sergio Ramos, he leído de todo para referirse a él despectivamente “canelita”, “flamenquito”, “mercenario”, “pesetero”, “mandamás”, “el dueño del vestuario”… No sabia que el madridismo procesaba tales cantidades de odio hacía un jugador tan clave en la historia reciente del club blanco.

DOBLE MORAL EN EL MADRIDISMO

Coto de caza madridista Real Madrid Sergio Ramos criticas
Partido de Copa. Real Madrid v Leganés – Santiago Bernabéu, 9 de Enero de 2019 | Foto: REUTERS/Susana Vera

Con esto de la doble moral del madridismo me refiero a que son los primeros que envidian las formas en las que los demás clubes despiden a sus jugadores mas importantes, a sus leyendas vivas. Véase los ejemplos de Godín y Juanfran en el Atleti recientemente o Xavi e Iniesta por el FC Barcelona en anteriores temporadas. Ahí los madridistas al unísono alzaban la voz para decir:

“Ojalá en el Real Madrid supiésemos tratar bien a nuestras leyendas y darles las despedidas que se merecen”

Y digo yo “¿para qué?” Si siempre habrá una voz discordante, una corriente mediática que señalara como debe ser el devenir del club en favor de su audiencia ya sea televisiva o en lectores. La manipulación mediática a la que estamos sometidos es evidente. Matamos o perdonamos la vida dependiendo de si ese jugador cae más o menos en gracia, “¿Quiénes son los encargados de otorgar dichas etiquetas?” La prensa.

Se filtró una supuesta discusión entre Ramos y Florentino Pérez, con pelos y señales. Dicha “discusión” fue en el vestuario zona a la que la prensa no puede acceder, se creyó a pies juntillas. Al igual que otras palabras dichas en un perfecto español digno de Don Miguel de Cervantes, por el supuesto “no hablante” de castellano Gareth Bale.

Somos marionetas en manos de la prensa, marionetas que nos dejamos manipular dependiendo de las filias y fobias hacia tal o cual jugador madridista.

Solo pido una cosa desde mi humilde opinión en forma de texto, mesura y cordura madridistas. No podemos matarnos entre nosotros mismos. Los “enemigos” son otros esos que se están frotando las manos viendo nuestras reacciones. Ç

Seamos sensatos y protejamos el coto de caza en el que se ha convertido el Real Madrid.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *