Opinión | Bale los vale… Y los valdrá siempre

Valencia. Lisboa. Kiev. In that order. Así podría titular la respuesta de Gareth Bale a quienes le han atizado por salir con sus compañeros de selección en un vídeo con la bandera de su país y la frase Gales. Golf. Madrid. En ese orden. También podría empezar con Barcelona. Atleti. Liverpool. In that order. Pero de igual manera, quien quiera entender otra cosa, entenderá otra cosa.

Desde el día uno, el extremo galés ha sido uno de los objetivos de la prensa española más amarillista, sin ánimos de mencionar a ningún diario. Con Bale ha parecido una cacería desde que pisó Madrid por primera vez; que si tenía una hernia, que si se lesiona cada dos partidos pero luego juega al golf, que si juega con la selección y no con el club… Siempre ha sido cuestionado por lo que ha hecho y por lo que no. 

Más allá de estar bajo la lupa de la -escandalosa- prensa deportiva española, “el expreso de Cardiff” ha sabido responder cuando la situación ha apremiado. Retrató a Bartra en una final de Copa, hizo lo propio frente al Atlético para la obtener La Décima, también conquistó Kiev con uno de los goles más sublimes jamás vistos en una final de Copa de Europa… Y, aún así, hay quienes dicen que eso lo pudo haber hecho cualquier otro y que Gareth debe hacer más que eso porque costó casi 100 millones de euros. Y sí, quizá pueda haber hecho más, pero las lesiones no son culpa de un jugador, al menos no en este caso. Y sí, esos goles los pudo haber hecho cualquier otro jugador, pero, ¿saben qué? No los hizo otro, los hizo él. Y eso tiene mérito, por más que no quieran verlo y quieran enfrascarse en la nimiedad de que le guste jugar al golf. Es una persona, y ser futbolista es su oficio, si quiere usar su tiempo libre para jugar al golf, es su problema, eso no significa falta de compromiso.

Gareth es jugador de la plantilla y, como tal, merece el apoyo de la afición y de cada seguidor del Madrid. ¿Podemos criticarlo? Claro que sí, pero con fundamento y respeto. Bale se ha reído de la prensa que le ha perseguido desde hace años y ahora unos iletrados se han tomado la broma como una ofensa al club, cuando, más bien, ha sido un espaldarazo. 

Bale nunca ocultó su sueño de jugar en el Madrid, su sueño de infancia. Pero ha de ser bastante difícil hacerlo en un entorno en el que si respiras por la nariz y no por la boca, ya tienes a alguien silbando porque eso es una desfachatez, y más atrás toda la prensa inventando cuatro noticias por hora para llenar las portadas con alguna polémica sin sentido; como la vez del triplete de Rodrygo en Champions, cuando parecía que todo eran buenas noticias tras un gran partido, un diario tituló que el nivel del brasilero era un problema para Bale. Inventos y más inventos.

Lo cierto del caso es que con Bale iremos a muerte. Es uno más de la plantilla y tendrá el apoyo del madridismo de día a día, no de ese “madridismo” tóxico que va al Bernabéu a abuchear a uno de los suyos simplemente porque no ha entendido que el jugador se ha reído de la prensa amarillista. Bale los vale… Y los valdrá siempre.

Foto: Angel Martinez/Getty Images

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *