<h3 class='subtit' style='margin-top: -12px; color: #717171;'>Una de las jóvenes promesas del fútbol europeo</h3> Martin Odegaard, un futuro incierto

Martin Odegaard está considerado como una de las futuras promesas del fútbol europeo. Con tan sólo 15 años enamoró a grandes clubes del viejo continente, y apenas 5 años después, su número de pretendientes ha aumentado.

El futbolista noruego alcanzó la fama cuando debutó siendo un adolescente con la selección absoluta de su país. Por entonces, y como es común en el fútbol, un acontecimiento así traspasó todas las fronteras, y comenzaron a generarse enormes expectativas en torno a él. No es que no las fuese a cumplir, pero estábamos hablando de un chico de 15 años, al que de repente equipos como el Real Madrid, el Bayern de Münich o el Manchester City, estaban ansiosos de ficharlo. Incluso llegó a probar con el equipo bávaro, aunque no le fue del todo bien.

El 22 de enero del 2015 se confirma su fichaje por el Real Madrid pasando a formar parte de un Castilla dirigido por Zinedine Zidane. En el año de su llegada, Odegaard jugó 11 partidos y marcó un único tanto en Segunda División B. En el curso 2015/2016 disputó un total de 38 partidos y marcó otro tanto con el que rozaron el ascenso a Segunda. Al año siguiente,aún en Segunda B, sumó 13 partidos y 3 dianas.

Tuvo tiempo para debutar  oficialmente con el primer equipo, el 23 de mayo del 2015 en el último partido liguero ante el Getafe. Como le ocurrió con la selección noruega, Odegaard ostenta el título de jugador  más joven en debutar en Liga de la historia del club blanco, al hacerlo con tan sólo 16 años y 157 días.

Pese a ello el club blanco decidió cederlo a la Liga Holandesa, con el fin de que pudiese crecer como jugador. El Sportclub Heerenveen fue el destino final del jugador.

Tras un año y medio en Holanda, volvía el pasado verano para incorporarse a la pretemporada bajo las órdenes del por entonces técnico Julen Lopetegui. Pese a cumplir en los entrenamientos, el noruego no tenía un hueco dentro del primer equipo. A falta de 10 días para que cerrase el mercado de verano, la entidad de Concha Espina confirmaba una segunda cesión a la Eredivisie. El Vitesse de Arnhem sería su nuevo equipo durante la presente temporada.

Odegaard está viviendo su mejor momento, y en Holanda avanza a pasos agigantados. Ya ha superado sus números de la campaña  anterior en la que jugó con el Heerenveen: 43 partidos, 3 goles y 5 asistencias. Aún sin acabar la liga, ya suma 27 partidos, 7 tantos y 6 asistencias. Su esfuerzo se ha visto recompensados y a día de hoy es el jugador que más ocasiones de peligro genera en el Eredivisie, unas 25 llegadas en los últimos 8 partidos. Números con los que consigue superar a jugadores como Ziyech (Ajax).

Dejando a un lado las estadísticas, a sus 20 años, Odegaard ha conseguido madurar y aprovechar las ocasiones que ha tenido durante el tiempo que ha estado alejado del Real Madrid.

El noruego ha encontrado su propio estilo de juego, y lo está explotando al máximo. Los pases en largo y los disparos lejanos son de sus mayores fuertes, algo que sabe aprovechar con la gran visión de juego con la que cuenta. Además ha conseguido mejorar en el aspecto defensivo, aunque es cierto que carece de cierto grado de “agresividad” a la hora de cortar jugadas al equipo rival. Tanto de extremo derecho como de mediapunta, es un gran creador de juego que destaca por su calidad técnica.

En el Vitesse están muy satisfechos con el rendimiento del noruego a quienes le ha dejado detalles de su calidad, como el zapatazo del pasado fin de semana ante el PSV Eindhoven. O sin ir más lejos, la pisadita con caño en la que dejó sentando a un jugador del AZ, y que ha recordado a uno de los más famosos de Zidane.

La gran temporada de Odegaard no ha pasado desapercibida en el Santiago Bernabéu, que deberá de decidir su futuro a final de temporada. La prioridad no es desprenderse de él, pese a los rumores de ofertas que han empezado a surgir, ya que el jugador está vinculado al club hasta 2021. Con el inicio de la pretemporada, el noruego deberá de sumarse a la concentración, y será entonces cuando Zidane considere si tiene hueco dentro del primer equipo, o habría que buscarle una nueva salida. El galo conoce bien a Odegaard que ya jugó bajo sus órdenes un total de 25 partidos, siendo 1 de ellos en partido oficial con el primer equipo.

La reestructuración que va a haber en la plantilla es un hecho, un motivo más que suficiente para darle la oportunidad de obtener el billete de vuelta al Santiago Bernabéu. Aunque Zidane tiene la última palabra.

Foto: As.com

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *