Liga ACB | La avalancha blanca sepulta al Andorra (91-60)

El Andorra cayó derrotado en su visita al Wizink Center en una de las actuaciones más calamitosas que se recuerdan. El cuadro de Ibon Navarro fue metafóricamente sepultado por el juego del Real Madrid, que cerró un segundo parcial de 26-2 para llevar la ventaja a los 36 puntos al descanso. Trey Thompkins, con — puntos, se erigió como la gran figura blanca para dejar casi sentenciado el MVP de diciembre. La nota aún más positiva que el propio partido fue la vuelta de Salah Mejri.

Tavares, rey de la zona

El encuentro comenzó muy apretado, con alternancia en el marcador para Real Madrid y Andorra. Los blancos no estuvieron muy acertados en las acciones iniciales, pero Walter Tavares apareció dominando en la pintura del Morabanc para cazar varios rebotes ofensivos. El caboverdiano cerró un gran primer parcial con 8 puntos y 7 rebotes, secundado por Randolph (7+3). El encuentro se iba embarrando en las zonas, con mucho protagonismo para la pareja interior Deck-Tavares, lo que propició que tres jugadores del Morabanc cometiesen dos faltas personales cada uno. El conjunto de Ibon Navarro había dado la vuelta al electrónico para ponerse 4-7 arriba, pero un gran parcial del Real Madrid (18-3), sirvió para acabar con la ventaja del Morabanc y poner una losa de 12 puntos sobre su rival. Para más Inri, Campazzo cerró el primer cuarto blanco con un triple sobre la bocina.

Un juguete roto

La afición del Wizink Center despedía al Real Madrid en este 2019 envuelto de un halo navideño, cheerleaders incluidas con disfraces de Papá Noel. Sin embargo, los de Laso no regalaron nada a su rival; todo lo contrario. El equipo blanco fue un perro de presa y el equipo andorrano su pieza que cobrar. Tan sólo dos puntos sumó el equipo de Ibon Navarro en todo el segundo cuarto, por los 26 del equipo blanco. El Real Madrid continuó con el ritmo del anterior cuarto para cerrar un parcial de 32-3 que dejaba el encuentro sentenciado. Los blancos se mostraron muy acertados desde el perímetro en los instantes iniciales, mientras que al Andorra se le escapaba la vida en cada canasta fallada.

Ibon Navarro decidió cortar la sangría blanca con un tiempo muerto cuando la ventaja había alcanzado su punto máximo en 37-12. En la reanudación pareció cortar la buena racha blanca la canasta de Musli, pero Thompkins, que está cuajando un mes de diciembre inconmensurable, no entendió de pausas y continuó con su racha anotadora: 12 puntos y dos asistencias para el americano. El partido se iba a una diferencia de 36 puntos para los blancos, con un segundo cuarto pésimo del equipo andorrano de 26-2. Los blancos se gustaron y ofrecieron un auténtico show ante su afición, como un mate a una mano de Jeffery Taylor.

El descanso y la enorme ventaja del conjunto blanco devolvieron la igualdad en el juego, que no en el marcador. Garuba y Nakic cobraron protagonismo en el partido, mientras que Rudy y Randolph se quedaron en el banquillo para guardar fuerzas en el eterno juego de rotaciones de Laso. El alero blanco dispuso de varios rebotes en defensa y se mostró especialmente expeditivo en su defensa sobre Musli, el referente ofensivo en Morabanc en esta aciaga noche. El pívot, que acabaría el encuentro con 17 puntos, despertó en el tercer cuarto con siete, aunque se mostró muy fallón con 4/11 en tiros de dos. Jovet y Jelinek acompañaron al serbio en el apartado anotador gracias a un mayor acierto para cerrar un decente cuarto con 23 puntos. En el conjunto blanco recuperó protagonismo Causeur con seis puntos, mientras que el resto de puntos se los repartieron entre Nakic, Garuba y Mejri, quien retornó demostrando buenas sensaciones y que parece haber olvidado por completo su lesión. Tavares, una vez más, demostró el porqué lidera la Liga ACB en tapones.

El último cuarto resultó instrascendente para el resultado pero muy útil para dar minutos a los menos habituales. Laso mantuvo a Nakic y el serbio respondió como mejor sabe: desde el perímetro. Aún le queda mucho por aprender para alcanzar su potencial, pero se pudo ver a un Laso incisivo sobre la actuación de su pupilo. En el bando contrario, Llovet, que estaba realizando un buen segundo tiempo, se marchó a los vestuarios antes de tiempo fruto de la impotencia por discutir e increpar al árbitro una acción sobre Garuba de 2+1. Todorovic, desaparecido durante todo el encuentro, apareció con dos triples para intentar recortar distancias y dejar el marcador en un decente resultado, pero fue insuficiente. En el Morabanc Andorra tan sólo Musli llegó a los dobles dígitos, mientras que en el líder de la ACB, cuatro jugadores se marcharon hasta los dobles dígitos en anotación. Tavares y Thompkins, con 25 y 19 puntos de valoración, fueron las figuras destacadas en un Real Madrid que cierra el 2019 invicto en casa y que intentará dar un golpe sobre la mesa en el Palau ante el FC Barcelona.

 

Ficha técnica

Real Madrid (24-26-20-21): Causeur (6), Randolph (7), Rudy (0), Campazzo (7), Laprovittola (10), Deck (4), Mejri (7),  Garuba (5), Nakic (6), Tavares (11), Taylor (11) y Thompkins (14).

Morabanc Andorra (12-2-23-23): Llovet (8), Massenat (7), Hannah (2), Krampelj (0), Todorovic (6), Walker (8), Colom (2), Jelinek (4), Senglin (9), Bartolomé (-), Musli (17) y Clark (2).

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *