Euroliga | El Madrid no da opción (89-74)

El Real Madrid, segundo en la Euroliga tras el FC Barcelona (con dos victorias menos pero tres partidos menos disputados) recibía al Bitci Baskonia, uno de los grandes rivales en la competición doméstica, en el esperado retorno de Trey Thompkins. El americano, envuelto en un sinfín de rumores sobre su marcha tras el fichaje de Deck, volvía a una convocatoria con el conjunto merengue tras su lesión de rodilla en el pasado mes de mayo.

El choque estuvo igualado en los instantes iniciales pero el Real Madrid se puso en cabeza y abrió brecha rápidamente haciendo gala de su efectividad desde el perímetro, con 13 puntos de Yabusele. El segundo cuarto sirvió a los de Laso para coger aún más impulso y hundir a su rival. El Madrid llegó a ganar de 20 al conjunto vitoriano en un partido muy completo de los jugadores locales (seis con dobles dígitos anotadores). Thompkins, con diez puntos, cuajó un gran partido en su regreso.

Yabusele en modo all star

Ambos conjuntos encararon el tramo inicial del choque con suma perfección en el lanzamiento, con un trepidante intercambio  de canastas. La primera ventaja fue para el Baskonia. Sin embargo, Los de Laso anotaron cuatro triples consecutivos con un porcentaje perfecto de acierto, lo que le permitió destacarse en el marcador (13-6), obligando a Spahija a solicitar el tiempo muerto. La pausa perjudicó más a Baskonia que a los locales, pues erraron las cuatro siguientes ocasiones (pifia en un mate incluida). Yabusele sumó trece puntos sin fallo como si tal cosa, reflejando el estado de forma del francés y dejando el marcador 19-11.

Si el inicio del partido madridista con Abalde en la dirección fue bueno, la entrada de Heurtel mejoró aún más el juego merengue. La sociedad Poirier – Yabusele daba grandes réditos, destacando a los blancos 23-13 sin apenas despeinarse. Baldwin desde la esquina puso la puntilla sobre la bocina a un primer cuarto sorprendentemente fácil y fluido para el Real Madrid (25-17).

El ansiado regreso

El segundo cuarto llegó con un nivel más en la intensidad defensiva de ambos conjuntos. Laso había rotado a todo el quinteto inicial menos a Yabusele, que tuvo tiempo en los minutos iniciales de anotar una nueva canasta y capturar otro rebote antes de ceder paso a Thompkins, quien fue recibido con honores por el Wizink Center con toda la afición blanca en pie. Con el eco de los aplausos aún restallando, Heurtel situaba la ventaja en 32-24. Llull era la cruz en la moneda blanca, desacertado en sus primeros lanzamientos.

Spahija movía el banquillo para aprovechar la ausencia de Poirier con Enoch, pero el pívot americano no acertó a resolver varias canastas fáciles. El refranero español es sabio y haciéndole honor, Thompkins logró en su tercer intento el triple que establecía el marcador en 39-28. Spahija se desesperaba en su segundo tiempo muerto, pues a su equipo le costaba acertar con el aro blanco mientras que el Madrid se despegaba en el marcador con un parcial de 14-3. Para colmo, Llull se entonaba y colocaba el +13 para el conjunto local a falta de tres minutos para el intermedio. Granger tuvo que aparecer y jugarse el físico ante Poirier para anotar cuatro puntos que rompiesen el bochornoso parcial. Abalde con otras dos acciones contrarrestó al americano para mandar el partido al descanso con una clara ventaja madridista (50-35).

Laso recuperó el quinteto inicial con la excepción de Williams-Goss por Abalde para el comienzo de la segunda parte. Ambos conjuntos recuperaron el acierto en las primeras acciones aunque ambos conjuntos mantenían la intensidad defensiva del segundo periodo. Baskonia intentaba aprovechar su posesión con rapidez en el pase, pero la defensa individual blanca era muy rápida y no concedía tiros fáciles. El manantial de Baskonia se secó pronto, completando cuatro posesiones sin ver la canasta merengue. El Madrid no acertaba mucho más que su rival, pero jugaba con mucha menos presión. Causeur ampliaba la diferencia desde el perímetro y la dejaba en veinte puntos (59-39). Restaban quince minutos de partido y Baskonia se arriesgaba a una dolorosa derrota.

Baldwin y Costello en dos ocasiones redujeron la diferencia desde el perímetro tras el enésimo tiempo muerto de Spahija, a la par que Poirier regalaba a la afición un espectacular mate. El parcial era de 2-9 por primera vez en muchos minutos para el equipo baskonista, algo que no gustó a Pablo Laso. El técnico blanco dio entrada a Randolph para puntear los lanzamientos desde el perímetro de Costello y romper la mala racha con un triple desde la esquina en la cara de Fontecchio. Abalde cerró el tercer cuarto con tres tiros libres que ampliaban nuevamente la ventaja para los blancos y le servía en bandeja el partido, salvo impensable catástrofe (69-50).

Baskonia pelea hasta el final

El conjunto vitoriano recuperó la compostura en el comienzo del último periodo con siete puntos. El equipo blanco jugaba más espeso, pero Randolph apareció para liderar el ataque con cuatro puntos y dos rebotes. La victoria blanca era segura y los jugadores se permitían algunas licencias, como un intento de mate de Poirier a una mano al rebote que desesperó a Pablo Laso, poco amigo de las florituras.  Giedraitis dejó la diferencia en catorce para los blancos (75-61) y Laso no dudó en dar entrada a Llull por un hoy desacertado Heurtel y Yabusele, quien había ido de más a menos durante el partido. El entrenador merengue se desesperó aún más tras un 2+1 de Baldwin que Taylor celebró con un intento de alley-oop que se quedó en pifia y una peligrosa diferencia (75-64). Abalde y el propio Taylor se encargaron de remendar el roto blanco desde el perímetro (81-66).

Restaban tres minutos para el final y todo estaba decidido, pero el choque regaló aún más espectáculo a la afición del Wizink Center, que pudo comprobar de primera mano que la de Thompkins está bien afinada. El americano se marchó a los diez puntos al igual que Taylor, quien en la noche de hoy gozó de enorme protagonismo. Poirier, quien a pesar de que el partido no se lo exigió dio la talla en ausencia de Tavares, también llegó a las dobles cifras desde el tiro libre para cerrar el partido y sumar una nueva victoria merengue, la tercera ante Baskonia en esta temporada.

Estadísticas del partido

Real Madrid (25-25-19-20): William-Goss (0), Causeur (7), Randolph (13), Heurtel (3), Abalde (15), Hanga (0), Alocén (-), Poirier (11),  Llull (3), Yabusele (17), Thompkins (10) y Taylor (10).

Bitci Baskonia (17-18-15-24): Peters L. (6), Baldwin (16), Barrera (-), Sedekerskis (4), Granger (8), Fontecchio (2), Enoch (11), Costello (9), Peters A. (8), Giedraitis (10) y Kurucs (0).

Foto: Euroleague.net

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *