El Real Madrid cierra la temporada 2020/2021 con 875.000 euros de superávit

En un ejercicio contable, el de la temporada 2020/2021, donde no ha habido público en las gradas, sin apenas visitas al Museo (el segundo más visitado de Madrid) y sus tiendas y con un desplome de los ingresos procedentes del marketing, arrastrado desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020 y cifrado en 300 millones de euros, las cuentas aprobadas por la Junta Directiva del Real Madrid para al campaña que acaba de finalizar son lo más parecido al milagro de los panes y los peces.

A pesar de la espectacular caída en los ingresos totales del club y un entorno de profunda crisis económica a nivel mundial, Florentino Pérez y su Junta lo han vuelto a hacer y, gracias a su eficaz política de contención del gasto, que llevó incluso a una segunda rebaja salarial en la plantilla, ha logrado cerrar el ejercicio 2020/2021 con un inesperado superávit de 875.000 euros.

Una cantidad que, a priori, podría resultar ridícula habida cuenta de los beneficios contables alcanzados por el Real Madrid en tiempos de bonanza. Pero no podemos olvidar que este superávit se ha logrado en un entorno donde prácticamente todos los grandes de Europa han tenido problemas más o menos serios con sus cuentas.

Así pues, mientras otros equipos como el FC Barcelona o el PSG, por citar un par de ejemplos significativos, han naufragado en sus números, el Real Madrid no sólo ha hecho los deberes sino que se puede decir que ha aprobado y con nota el curso.

Los culés, sin ir más lejos, actualmente están imposibilitados por la Liga para inscribir sus fichajes debido a una masa salarial desbocada, al 110% sobre sus ingresos contables y va a cerrar la temporada con un pérdida neta estimada de 350 millones, mientras que el todopoderoso PSG ha cerrado su temporada con más de 100 millones de euros de pérdidas.

Por su parte, otros grandes de Europa como Atlético de Madrid o Juventus de Turín han tenido que optar por sendas ampliaciones de capital para poder cuadrar sus cuentas mínimamente y que ascienden a 181 y 400 millones de euros, respectivamente.

De hecho, según cálculos de la propia UEFA, el fútbol europeo cerrará este tormentoso ejercicio 2020/2021 con unas pérdidas, que unidas a las sufridas al final de la temporada 2019/2020. en torno a los 6.000 millones de euros.

Sin embargo, el Real Madrid, merced a un severo plan de austeridad, iniciado ya en la temporada 2019/2020, ha continuado por esa vía y no sólo ha tapado la hemorragia contable sino que además de evitar las pérdidas, ha logrado mejorar el leve beneficio de 313.000 euros de la pasada temporada.

 

Un ambicioso plan de contención del gasto

Para poder afrontar una temporada, que se antojaba absolutamente deficitaria y en la que se esperaba un desplome en los ingresos, el Real Madrid llevó a cabo un ambicioso plan de contención del gasto como única forma realista y factible de compensar dicha ausencia de ingresos. Un plan marcador por tres líneas maestras:

1ª) Plan de ahorro de gasto en jugadores:. La no contratación de jugadores nuevos en esta temporada, unido a una catarata de salidas, ha generado tanto interesantes plusvalías en concepto de traspasos como en ahorro de gastos.

2ª) Reducción del gasto salarial: Tuvo un primer episodio en el tercio final de la temporada 2019/2020 y se ha continuado en la que ahora ha finalizado, con la adopción de una nueva rebaja del 10% en los salarios por parte de los integrantes de las primeras plantillas de fútbol y baloncesto, así como en los principales ejecutivos del club.

3ª) Ahorro de gastos operativos: Como complemento a la estrategia de reducción de costes salariales y por traspasos, el club ha acometido un importante recorte en los gastos de actividades y servicios contratados de casi el 25% del gasto total anual previo a la pandemia.

Incremento del valor patrimonial y reducción de la deuda neta

El hecho de haber logrado acabar la temporada con un superávit incluso mayor que el de la anterior también ha traído como principal consecuencia un ligero incremento de su patrimonio neto, que pasa de los 532,9 millones de la temporada 2019/2020 a un valor actual de 533,7 millones de euros.

Sin embargo, lo realmente mollar está en la espectacular reducción de la deuda neta del club, que ha pasado de los 240 millones acumulados en la temporada 2019/2020 a tan solo 46 millones de euros con fecha 30 de junio de 2021. Es decir, que merced a las políticas de contención del gasto antes citadas, el club logró reducir su deuda en 195 millones de euros.

Por último, decir que la Tesorería del club también goza de una magnífica salud, con un saldo favorable de 122 millones de euros, una cantidad ligeramente inferior a la que tenía al acabar la temporada 2019/2020, que era de 125,3 millones.

Ahora bien, hay que recordar que en abril de 2020, y para garantizar precisamente la tesorería y su liquidez, el club formalizó cuatro préstamos a cinco años por valor de 155 millones de euros y otro más, de 50 millones, a solo tres años. Préstamos con el aval al 75% de sus importes a cargo de Instituto de Crédito Oficial (ICO) y que el club ha aumentado en un año su carencia y sus plazos de vencimiento.

Texto: Meritocracia Blanca
Foto: Real Madrid

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *