Crónica Real | La muralla blanca triunfa en el Camp Nou (1-2)

El Real Madrid y el FC Barcelona se enfrentaron nuevamente en el Camp Nou en una nueva edición de “El Clásico”. Los merengues venían de una goleada por 0-5 en Ucrania ante el Shakhtar y los catalanes también lograron vencer ante un equipo ucraniano por 1-0 jugando en casa.

Ancelotti optó por Rodrygo y Vinicius como extremos, repitiendo así la fórmula del juego de Champions disputado entre semana. En el medio, el tridente de siempre: Casemiro, Kroos y Modric. En defensa, Alaba y Milião eran los centrales, Mendy por izquierda y Lucas por derecha. 

Koeman decidió lanzar a Dest como extremo por derecha de nuevo, con Memphis y Ansu Fati en la delantera blaugrana. ‘Gavi’, Busquets y De Jong conformaban el mediocampo; Piqué, Eric, Alba y Minguenza completaron la alineación con Ter Stegen en la portería.

El partido comenzó con un Barcelona sumamente encimado al arco del Real Madrid. La presión era incesante y poco podía construir el equipo blanco. ‘Gavi’ no dejaba respirar a Kroos, lo perseguía por cada metro cuadrado del terreno del Camp Nou, por lo cual los de Ancelotti debieron buscar otras alternativas en salida.

Los pases largos de los centrales han sido siempre una alternativa del Madrid, especialmente cuando contaba con Ramos en la zaga central. Ahora, el balón era para Alaba, casualmente el heredero del dorsal ‘4’ dejado por el excapitán merengue. La asistencia del austríaco para Vinicius fue perfecta, pero un defensor del Barcelona llegó justo a tiempo para cortar el “pase de la muerte” que hizo el extremo brasileño.

Luego de esa jugada, la dinámica del partido cambió, el Madrid tomó la pelota y llegó a tener una posesión de 53% hacia finales de los primeros 45 minutos. Sin embargo, algunas cosas pasaron antes del final del primer tiempo.

Nuevamente Alaba, esta vez en función de recuperación, tomó la bola y se lanzó al ataque. Dejó la pelota en los pies de Vinicius, quien parecía que iba a terminar la jugada debido a una caída, pero eso no evitó que mandara un gran pase a los pies de Rodrygo en el otro extremo del campo. Alaba siguió corriendo mientras todo esto ocurría, lo cual le permitió quedar en una posición favorable de 1 contra 1 frente a Ter Stegen luego del pase de Rodrygo, quien confirmó su gran momento con esta asistencia. Este significó el primer gol de Alaba vistiendo la camiseta del Real Madrid.

El resto de la primera parte puede resumirse diciendo que los centrales del Madrid lograron detener las arrancadas de Memphis y Ansu en ataque, aunque hubo una gran ocasión para el ‘10’ del Barcelona, salvada en un último momento por Alaba, nuevamente, dentro del área. Además, cabe mencionar que Vinicius enloqueció a la defensa del Barcelona, especialmente a Mingueza.

Para la segunda mitad, Koeman vio lo que todos vimos acerca de ‘Vini’ y su duelo con Mingueza. El lateral derecho fue sustituido por Coutinho, lo cual significó retrasar a Dest a la banda derecha en funciones defensivas, luego de haber culminado el primer tiempo como extremo.

El complemento del partido comenzó de una manera mucho más igualada de lo que terminó el primer tiempo. Coutinho entró muy activo en el partido y lo demostró tras un par de recortes y una elástica que dejaron perdida a la defensa del Madrid por unos segundos. Un remate de Benzema al 62’, luego de la dejada de Modric dentro del área, fue la primera ocasión merengue en la segunda parte y marcó de nuevo un punto de inflexión para el equipo en sus respuestas a los ataques del Barcelona.

La pareja de centrales designada por Ancelotti no dio espacio alguno ni a Memphis, ni a Fati, ni a Coutinho, ni a ‘Gavi’, ni a ningún otro jugador blaugrana. Innumerables cortes, barridas e intervenciones cruciales por parte de Militão y, sobre todo, de Alaba, quien sumó esta gran actuación defensiva a su gol, que hasta ese momento significaba la victoria.

Valverde entró por Rodrygo al 71’, pero luego de un choque con Piqué, en el que cayó muy mal con su pierna de apoyo, tuvo que ser sustituido en el 91’. Koeman intentó refrescar su equipo con la entrada de Sergi Roberto, Agüero y Luuk De Jong, pero todo seguía igual.

Ancelotti dio entrada a Asensio para innovar en el medio y recargar energías, así como también dio entrada a Carvajal (por el mencionado Valverde), lo cual permitió a Lucas adelantarse en el terreno de juego para jugar como extremo derecho.

Hacia el final del partido, una arrancada en contragolpe del Real Madrid con Lucas y Asensio, le permitió a los blancos anotar el 2-0 tras un bloqueo de Ter Stegen al zurdazo de de Marco, pero Lucas le ganó en velocidad a Eric García para anotar el gol definitivo. No obstante, aún quedaba tiempo para más. Luego de un centro de Dest, el Kun Agüero logró marcar su primer gol vistiendo de blaugrana, aunque no valió para mucho más que para decorar el marcador en el Camp Nou. 1-2 y los tres puntos viajan de vuelta a la capital española.

Alaba y Vinicius fueron los pilares de un Real Madrid que supo contemporizar cuando el Barcelona atacó y también supo relanzar sus ataques al contragolpe para poder así causar más daño a un equipo que quedó repetidas veces partido en el terreno de juego, con grandes agujeros entre la línea defensiva y el mediocampo. Fue ahí en donde Vinicius y compañía lograron hacer estragos.

El Madrid se afianza en la cima con 20 puntos, los mismos que la Real Sociedad y el Sevilla, todos con 9 partidos jugados.

Foto: Eric Alonso / Getty Images

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *