Crónica Real | Los leones rugen más y tumban al campeón (1-2)

El cuadro de Marcelino sufre para ganar al Real Madrid de Zidane en los últimos instantes, pero se clasifica para la final de la Supercopa de España frente al FC Barcelona. Los blancos reaccionaron tarde a las dos dianas de Raúl García

La segunda eliminatoria en las semifinales de la Supercopa de España no defraudó como la que se vivió ayer en el Nuevo Arcángel entre la Real Sociedad y el FC Barcelona. El choque que ha enfrentado a Real Madrid y Athletic de Bilbao no fue tan eléctrico ni siquiera tan abierto. Midió a dos equipos que venían como víctimas recientes de un temporal llamado Filomena y que provocó alteraciones en sus planes de viaje de la última jornada liguera.

Por introducir, Zidane repetía esquema y once que alineó en El Sadar. En la defensa, Ramos tuvo molestias en el calentamiento pero el camero es lo suficiente testarudo como para no perderse una eliminatoria como ésta. Si nos fijamos en la delantera, anotar que el conjunto vasco es la pieza favorita del 9 del Real Madrid. Trece son los tantos que ha endosado Karim Benzema al club dirigido desde hace unos días por Marcelino García Toral. El técnico asturiano buscaba su primera victoria que aliviase su amargo comienzo en el banquillo de los leones.

Los de Marcelino, más concentrados

De hecho, los vascos tomaron la iniciativa en muchos momentos del encuentro. Fueron claros dominadores en tramos del choque donde un Real Madrid impasible se plantaba en el campo sin confianza en las llegadas al área y en el remate. La presión elevada del Athletic, que fue digna de unos colores exigentes en la lucha, entrega y pundonor, fue uno de los tantos dolores de cabeza que tuvo que intentar paliar el conjunto de Zinedine Zidane. Otro de ellos fue el peligro que entrañaba Iñaki Williams por la banda derecha de Lucas, donde éste no logró mostrar el alto nivel que está acostumbrando a los madridistas en la presente campaña. Por allí llegaron los goles de los leones. Una banda abandonada por el canterano Vázquez fue el problema y las ganas e implicación en la segunda mitad  de los blancos fue el intento de solución. Dos goles de Raúl García, uno de lanzamiento raso y otro de penalti, cambiaron radicalmente las cuotas de favoritismo del Madrid al término de la primera mitad.

El Madrid reaccionó, pero tarde

Las circunstancias se habían puesto feas y de color negro, lo que exigía al Real Madrid a buscar la reacción. La actitud de los blancos no se pareció ni por asomo a la que demostraron en la primera parte. Se adueño de la posesión, presentó más registros y alternativas en ataque y llegaron las ocasiones de la mano de un Marco Asensio que llegó a darle al palo hasta en tres ocasiones. El mallorquín no dejó de persistir y se presentó como la esperanza del Madrid en la última media hora de partido. A esta gran noticia se le sumó la respuesta de jugadores como Benzema- marcó el 1-2 tras las dudas que le surgió al VAR a la hora de dar el tanto del francés por válido- o Luka Modric, demostrando una vez más los galones que lleva colgados a las espaldas.

Entró Villalibre en las filas del Athletic, hecho que pudo desembocar en la sentencia, pero el búfalo se topó en una contra con las manoplas del enorme Thibaut Courtois. En el 88´, Zidane decidió hacer cambio de delantero. Mariano entraba y Benzema se retiraba. Buscaban ya centros al área. No quedaba otra. El Real Madrid apretó, el Athletic sufrió mucho ante el asedio blanco en los últimos minutos, pero los vascos tuvieron más efectividad y al final es lo que cuenta para clasificarse para la final de La Cartuja.

Foto: JORGE GUERRERO/AFP via Getty Images

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *