Crónica Real | El Madrid se clasifica y Brahim pide paso (1-3)

Victoria del Real Madrid en los dieciseisavos de la Copa del Rey en su visita al campo de Unionistas de Salamanca. Los de Zidane resolvieron la eliminatoria, a partido único desde esta temporada, gracias a los goles de Bale, Góngora en propia meta y Brahim. El jóven futbolista malagueño fue el gran protagonista del partido pese a jugar tan solo 40 minutos. Tras este triunfo, el Real Madrid esperará al viernes para conocer su rival de cara a los octavos de final.

Se presentaba el Madrid en Salamanca encontrándose un campo complicado, pero conscientes del primero al último de la importancia del partido. El primero en demostrarlo fue Zinedine Zidane, que apenas hizo rotaciones y alineó a jugadores importantes como Carvajal, Casemiro, Fede Valverde o Benzema, además del regreso de Gareth Bale al once titular. Y con los primeros minutos, se confirmó: el Madrid salía con todo a por el partido. Tardaría poco en empezar a llegar a la portería defendida por Brais, y apenas 18 minutos en lograr el 0-1. Bale cazó un rechace y con la pierna derecha batió al portero local por su palo. Inmejorables primeros 20 minutos.

Pero el gol espoleó a los locales, mientras que el Madrid empezó a dormirse un poco en los laureles. Acto seguido al gol de Bale, Areola tuvo que intervenir para evitar el empate, y los locales encontraban huecos por la banda de Marcelo. El equipo de Zidane perdió algo de fluidez en ataque, y solo un remate de James al larguero llevó verdadero peligro a la portería salmantina, aunque las largas posesiones de balón evitaban que el Unionistas sorprendiera a la contra.

En la segunda parte llegaba la sustitución de Bale, exáctamente en el minuto 50. El galés parecía con molestias desde los primeros minutos, y Zidane dio entrada a Brahim en su lugar. Y sin duda el malagueño fue el gran animador del partido, aunque antes llegaría el susto con el gol de Unionistas. Un error en cadena, empezando por Marcelo y acabando por Nacho, propició que Álvaro Romero fusilara a Areola en el minuto 58. Un susto que duró poco, ya que Gongora despejó hacia su propia portería el remate de Brahim en el segundo palo, habiendo transcurrido tan solo 4 minutos desde el gol del empate. El ex del Manchester City apenas había intervenido, pero tras esa acción todo lo haría bien.

Se animó Brahim y entre él y Vinicius dejaron los mejores destellos del partido, enviando Brahim una pelota al poste y dejando Vinicius varios regates espectaculares para su colección particular. La cruz para el brasileño volvió a estar en la definición, rematando de cabeza demasiado centrado en su mejor ocasión, y que acabaría con Jovic perdonando a puerta vacía. El serbió había salido por Benzema, pero nuevamente desperdició la oportunidad de reivindicarse.

Unionistas solo tuvo una ocasión desbaratada por Areola en un saque de esquina, y Brahim se encargó de poner la asistencia con una acción llena de talento. Desbordó a los dos defensas con un gran gesto técnico y algo de fortuna, y después disparó raso y colocado al palo con su pierna derecha, en un gol similar al que logró ante la Real Sociedad la pasada temporada. El malagueño cerraba 40 minutos magníficos, poniendo la nota positiva junto a la clasificación de un partido poco brillante, pero en el que lo importante, que era clasificarse, se logró con relativa comodidad.

El viernes se dictaminará el rival de octavos de final, a falta de los resultados en las eliminatorias de mañana. Dichos octavos de final serán a partido único, y se disputarán la próxima semana entre el martes y el jueves.

Avatar
News Reporter
Colaborador de #MadridistaReal. Cubre la actualidad del Real Madrid Castilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *