#OpiniónReal | Supercopa de Europa: ¿debacle madridista?

Empieza la temporada oficial y para no perder la costumbre, parte del madridismo augura presagios ominosos. La pérdida de Cristiano Ronaldo y la falta de fichajes rutilantes son las causas que justifican el consabido pesimismo.

Es curioso como esta parte del madridismo coincide en sus tesis con las de periodistas contrastados en generar dudas sobre las prestaciones del equipo.

En esta ocasión no peco de original en mi sentir, quizá por nombres el Real Madrid intimide menos que otros años. La pérdida de Cristiano resulta irreparable. Los devotos de las estadísticas ya no pueden apelar al manido “salimos con un gol de ventaja”.

Pese a comprender a todos aquellos que demandan un refuerzo en la delantera, me desmarco por completo de las visiones apocalípticas. Para mí el Madrid va a ser muy fuerte. Lopetegui puede acomodar a los futbolistas a distintos planteamientos en un mismo partido. Si persiste en su interés por la presión alta, jugadores como Bale van a lucir lo indecible. Si se recupera cerca del área rival, Bale cuenta con la potencia y el disparo para que ese trabajo de recuperación se traduzca en castigo para el adversario.

Los que actúen en segunda línea van a chutar a portería más que nunca. Con la cesión de Achraf y Theo, el equipo garantiza un poco más de solidez en defensa en determinados partidos.

Con todo, mañana se puede perder, no resultaría extraño, y no debe considerarse ni una debacle ni una premonición. El año pasado el Madrid sobresalió en las Supercopas y se descolgó en la Liga. No creo nunca en que el resultado de una Supercopa vaya a ser revelador.

Si sé que el Atlético tiene un equipazo. Ha mantenido a sus pilares y Lemar y Arias mejoran sustancialmente a sus predecesores. Las manifestaciones de modestia son menos creíbles que nunca, sobre todo si revisamos la contabilidad. Simeone se va a entregar por esta Supercopa. En verano del 2014 fue sancionado con 8 partidos por su expulsión en la vuelta de la Supercopa de España ante el Madrid. Reflejó una vez más su grado de adrenalina ante los blancos.

En definitiva, compromiso de entidad para el Madrid. Un equipo reforzado y muy motivado delante. Y, pese a todo, veo al equipo capacitado, y más siendo una final a un partido con valor continental. A veces los nombres rutilantes no lo son todo. En el 2010 el Atleti se llevó este título de forma clara con Ujfalusi y Assuncao de titulares. Queda dicho.

Texto: Dani Benavides

Foto: MARCA 

News Reporter
Director de #MadridistaReal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *