#Euroleague J6 | Resurgir en Israel

El Real Madrid visita una de las canchas con más historia del baloncesto europeo y donde se han desempeñado grandes batallas deportivas en los últimos años. Los de Laso, líderes invictos de la tabla de la Euroliga, acuden a Israel para verse las caras con un Maccabi que no atraviesa su mejor momento tras una reorganización de plantilla y que buscará dar un giro a su mal inicio de temporada –acumula un balance de 1-4-. A ello se suman las ganas de revancha del cuadro blanco, que recientemente cayó ante Andorra en ACB (20:05 horas – Movistar Deportes).

El combinado español ha iniciado un año sin apenas pegas. Todo victorias hasta el pasado domingo. Esquivando algún que otro problema físico y mostrando una actitud propia de un equipo imbatible y que aplasta allá por donde pasa. Hasta que llegó MoraBanc que, con suerte, acierto y coraje logró conquistar el WiZink Center para poner la primera piedra de la temporada al Real Madrid. Sin embargo, las conclusiones del cuerpo técnico no fueron simplemente la derrota y el puesto, sino la actitud defensiva.

Andorra se fue a su segunda máxima anotación histórica en ACB y el Real Madrid recibía más puntos que en ningún otro partido del actual curso. No hubo intensidad en la zona y más de lo mismo se pudo vivir en el perímetro. Por ello en Israel confían en sus opciones. No solo por el apretado 10-13 que existe de balance en los últimos 18 años, sino también por el gran potencial anotador que han mostrado hasta el momento. Salvo su partido en el Palau ante el Barcelona, Maccabi se ha ido a 78 puntos o más.

Sus líderes son dos principalmente: Wilbekin, a quien Laso ha dedicado alguna que otra palabra, y Black. Ambos rozan los 14,5 puntos de valoración de media, aunque es el primero el que destaca más por su chorreo de puntos. Promedia 16 en lo que va de temporada europea con casi un 43% de acierto en triples y casi un 65% en tiros de dos. Es por ello que el técnico merengue no ha dudado en definir al exterior de unos israelís que “apuestan por jugar abiertos”. En esa línea del triple, sin ir más lejos, también destaca un hombre alto como Caloiaro y su 62,5% de acierto en el perímetro pese a sus 2,06 metros de altura. Pero la atención la tendrá Sessions, fichaje de última hora procedente de la NBA y al que Rudy ve como el revulsivo: “Les dará experiencia porque es un base puro, y creo que les va a ayudar a coger esa dinámica positiva”.

En lo que respecta a la plantilla del Real Madrid, Felipe Reyes vuelve al equipo en Euroliga después de estar ausente en el encuentro ante Zalgiris y teniendo en cuenta su gran reaparición en el partido de ACB ante Andorra, donde tuvo un papel fundamental. Hasta el momento, los grandes pilares del equipo merengue están siendo los interiores Randolph y Tavares. Ninguno tuvo su mejor partido en la competición doméstica y quieren resarcirse para demostrar por qué están entre los mejores de Europa en liga regular.

Dos equipos con dinámicas diferentes pero que quieren resurgir en Israel. Dos históricos del baloncesto europeo con proyectos completamente opuestos y con el mismo objetivo: el de ganar a un rival con mucho pasado.

 

Foto: euroleague.net

 

 

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *