Desde el Palacio : Tragedia griega.

 

Tragedia Griega
La tragedia es una forma literaria o teatral dramática proveniente de la antigua Grecia de asunto terrible y desenlace fatal. Y eso fue lo que pasó esta noche en Madrid. El escenario fue el Palacio de los Deportes, donde se disputó uno de los clásicos más reputados del baloncesto europeo; no en vano se habían enfrentado en 26 ocasiones antes de esta noche. Se presentaban los del Pireo en el Palacio de Goya como segundos en la tabla de la fase regular de la Euroliga, y con viejos conocidos para la afición madridista en su plantilla: los Tillie, (lesionado) Papanikolau, Printezis, y por encima de todo el más viejo de los rockeros helenos: Vassilis Spanoulis.
Dos victorias consecutivas, el ser la mejor defensa de la Euroliga y la posibilidad de alcanzar la primera plaza avalaban a los de Sfairopoulos, que tenían muy presente la maldición del Palacio donde no ganaban desde la temporada 2008/2009. El Madrid por su parte se presentaba sin Rudy, una baja más que sensible viendo el rendimiento del alero catalán en los últimos partidos.
Por todo ello era seguro que no iba a resultar un partido fácil para los de Laso. El primer cuarto empezó igualado, si bien el Madrid logró poner la primera ventaja 5-0 gracias a un triple de Thompkins y a una canasta de Taylor. Las defensas eran férreas. Tavares dio prueba de ello con 3 tapones en este primer cuarto (uno de ellos ilegal y sancionado con falta por los árbitros) Se igualó pronto el partido pero el Madrid mostraba algún que otro síntoma preocupante como las dos faltas de Campazzo en este primer cuarto y que en el minuto 8 tan sólo habían anotado tres jugadores: Doncic, Taylor y Thompkins. Así el partido se fue al final de este primer cuarto con una mínima ventaja para los de Atenas (20-21)
El segundo cuarto comenzó parco en anotación (25-29 a los tres minutos). A partir de ahí un intercambio de canastas que incluyó dos canastas de Carroll y un triple de Felipe desembocaron en un 32-38 en el ecuador de este segundo cuarto. La diferencia se iba agrandando muy poco a poco porque pese al ahora tú – ahora yo, el Real Madrid defendía peor el tiro exterior y un nuevo arreón griego y la incapacidad anotadora de los blancos pusieron a Olympiacos con la máxima ventaja a falta de 32 segundos (37-45), que maquilló Carroll en el 39-45 con el que se llegó al descanso.
En el tercer cuarto parecía que las defensas habían vuelto a afinarse. Sendos triples de Thompkins y Doncic – los dos mejores del Madrid hoy, ambos por encima de 20 puntos – contrarrestados por canastas de Printezis y Papanikolau pusieron al Madrid a dos (47-49) para que Tavares empatara.
En ese momento, y como si sintiera que era su momento, empezó a sentirse la voz del Palacio. A falta de 2’20” y tras otros buenos momentos de Thompkins (un triple y un 2 +1), Doncic puso el empate a 60.
Dos tapones de Tavares, menos destacado que en otros partidos – sólo dos puntos – y un triplazo sobre la bocina de Wiltjer pusieron el 62-65.
El último episodio rebosó emoción. Empezó con un parcial de 9-0 para los locales, que pusieron al Madrid seis arriba a 5’29” para el final. A partir de ahí vino el derrumbe. Tras una antideportiva a Spanoulis con suspense incluido que fue revisado con instant replay, en el segundo tiro libre fallado por Felipe, el capitán blanco pateó el balón siéndole sancionada técnica. Olympiacos volvía a estar por delante (73-74)
Los tiros libres merecen consideración aparte: fueron un lastre que los de Laso deben corregir ya que el Real Madrid sólo anotó 17 de 27 , circunstancia que pudo cambiar el desenlace final.
Igualdad máxima de aquí al final; a falta de 15″ y con uno abajo, el Madrid una vez más no supo jugar una última jugada y acabó perdiendo 79-80 y consumando así la Gran Tragedia griega.

Real Madrid 79 – Olympiacos 80 Jornada 22 Fase regular Euroleague

Autor: @pepo2204

Imágenes : realmadrid.com

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *