#ApuntesDeLaHistoria | Campeón Invicto

Es evidente que para cualquier seguidor madridista la actualidad del Club es la que manda. Es normal. Pero nunca viene mal conocer un poco la Historia del Real Madrid. Estos pequeños artículos que publicamos en Madridista Real también nos pueden venir bien para aprender un poco más sobre de dónde venimos y cuáles son nuestros logros. Cultura general para el aficionado blanco.

Por ejemplo, ¿cuándo fue Campeón Invicto de Liga el Real Madrid? Pues la respuesta es muy fácil y estoy seguro de que quien termine de leer este texto recordará el dato para el resto de sus días. Cuando ganó su primera Liga. Sí. Así de sencillo y fácil de recordar.

El Real Madrid es uno de los dos clubes que han conseguido ser Campeones de Liga invictos a lo largo de la Historia junto con el Athletic Club. Los de Bilbao consiguieron acabar el campeonato sin perder ningún partido en la temporada 1929-30. Era la segunda edición que se disputaba de la competición, que había arrancado en el ejercicio 1928-29, hace ahora noventa años. El Barcelona se había proclamado Campeón de la primera Liga que se jugó y el Athletic Club ganó las dos posteriores. De cara a la siguiente temporada el Real Madrid realizó un notable esfuerzo para reforzar a su equipo y poder competir con garantías por el campeonato de la regularidad.

Dos de los principales refuerzos fueron los defensas Jacinto Quincoces y Ciriaco Errasti. Ambos llegaron procedentes del Alavés junto a otro futbolista que también contribuyó de manera decisiva al éxito del equipo, el delantero Manuel Olivares. Ciriaco y Quincoces echaron el cierre a la retaguardia de la escuadra blanca, en cuya portería figuraba el mítico Ricardo Zamora. Es muy habitual ver fotografías del trío posando juntos y algunos han llegado a interpretar esas imágenes pensando que los tres futbolistas llegaron a la vez al Club, cuando en realidad no es así. El guardameta catalán había llegado al Real Madrid un año antes, en la temporada 1930-31.

Hay que incidir en el papel que desempeñaron estos futbolistas puesto que uno de los principales argumentos para explicar el triunfo del equipo en la temporada 1931-32 fue la consistencia atrás. El Madrid sólo encajó 15 goles en los 18 partidos jugados. Por aquella época sólo había diez equipos en Primera División: Alavés, Arenas de Guecho, Athletic Club, Barcelona, Donostia, Español, Madrid (con la llegada de la República el equipo había perdido su título de Real), Racing de Santander, Unión de Irún y Valencia.

El equipo blanco tuvo como gran rival al Athletic Club y precisamente los bilbaínos fueron los rivales en el partido de la primera jornada, que concluyó en tablas con un 1-1 en el marcador. Ahí empezó el camino de dieciocho partidos sin perder que concluiría con el primer título liguero para las vitrinas madridistas. Un título que no se certificó hasta la última jornada, en la que el Madrid empató a dos en el campo del Barcelona. El conjunto madrileño ganó 10 partidos y empató 8 marcando 37 goles. El máximo goleador del equipo fue Olivares con 11 dianas. Y Ricardo Zamora, obviamente, fue el guardameta menos goleado. Dirigía al equipo el húngaro Lippo Hertzka en su tercera campaña como técnico merengue. Hertzka, que había llegado a nuestro país como futbolista engrosando las filas de la Real Sociedad, comenzó a entrenar precisamente en el conjunto donostiarra y posteriormente ejercería en el Athletic Club y en el Sevilla antes de sentarse en nuestro banquillo.

Desde aquella temporada 1931-32 nadie ha vuelto a ser Campeón concluyendo la Liga sin haber perdido ningún partido. Y han transcurrido 86 años. Es justo reconocer, de todas formas, que al crecer el número de equipos en competición con el paso de los años aumentó el número de partidos reduciéndose así las posibilidades de terminar la Liga sin perder. Pero, en cualquier caso, el dato queda ahí…

El Real Madrid ganó su primera Liga en la temporada 1931-32 concluyendo ese campeonato como Campeón invicto.

Texto: @Rancoma_

Fotos: Realmadrid.com y revista oficial del Real Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *