91-72: Un Madrid enorme no da opción al Valencia Basket

Los blancos se sobrepusieron a la expulsión de Doncic en el segundo cuarto para sumar la séptima victoria en la Euroliga.

l Real Madrid abrió su doble jornada de Euroliga de esta semana con una importante victoria en el WiZink Center ante el Valencia Basket, en el que fue el último partido del año en casa en esta competición. Un encuentro donde demostró su fortaleza como equipo superando la rigurosa expulsión de Doncic antes del descanso. Campazzo (14 puntos, 8 asistencias y 23 de valoración) lideró a siete jugadores entre los 9 y 14 puntos, con partidazo de Tavares (12 puntos y 17 de valoración) y doble-doble de Thompkins (12 puntos y 11 rebotes).

La igualdad del inicio del partido, marcado por las imprecisiones de ambos equipos y con Dubljevic (6 puntos) manteniendo a los taronjas por delante (12-14, min. 6), dio paso al primer parcial del Real Madrid antes de finalizar el cuarto. Los blancos se mostraron muy fiables en el tiro y contundentes en el rebote (5 de Yusta). Campazzo impuso su ritmo y la anotación se repartía, destacando Causeur (6 puntos). Un despegue que coincidió con la entrada de Reyes y que culminó Doncic con su primer triple nada más entrar (24-18, min. 10).

Nuevo contratiempo para el Madrid
Lo que se vivió en el segundo cuarto fue cuanto menos sorprendente. A Doncic le señalaban una antideportiva tras una falta pitada a su favor en jugada con Pleiss, que los colegiados rearbitraron con el vídeo. También le costó la técnica a Vidorreta.

Sin embargo, los locales seguían arriba, con +8 en dos ocasiones (30-22 y 33-25). Con Dubljevic y San Emeterio (15 y 11 puntos al descanso) acercando al Valencia Basket llegó la jugada más negativa del encuentro para los intereses blancos. Falta en ataque de Doncic, que acaba con una técnica y expulsión del mejor jugador de la Euroliga sin motivos aparentes. Los visitantes lo aprovecharon para ponerse por delante con el 33-34 en el minuto 17. Rudy no se había vestido y ahora el Madrid perdía a Doncic. Bajas sensibles…que no impidieron al equipo sacar su rabia y con dos triples de Carroll revertir la situación para irse 43-41 al descanso.

Superación
Continuó apretando el Valencia Basket, ahora con la ayuda de Green, para llevar el partido a la máxima igualdad en el arranque del tercer cuarto. Lo que hizo el Real Madrid en los siguientes minutos fue un ejercicio de superación, una vez más, y lejos de ampararse en excusas respondió con serenidad y con su mejor juego en equipo. Liderado por Campazzo y un dominante Tavares en ambas zonas (ocho puntos en este cuarto), el conjunto que dirige Laso ganó el cuarto 21-17 (64-58, min. 30).

Incontestable respuesta
Dubljevic, el mejor de los visitantes, se empeñaba en meter a su equipo en el encuentro. Su cuarto triple después de una nueva técnica a los madridistas, esta vez a Reyes, ponía al Valencia Basket a cinco puntos con el 69-64 en el 33’. Punto y final. Los locales cortaron las esperanzas del rival con un juego brillante. Thompkins y Taylor tomaron el testigo ofensivo en un ataque que pasó por encima de la defensa taronja, con espectáculo incluido. El alero sueco cerró la victoria con un triple desde la esquina y un mate que levanto al WiZink y que confirmó la gran victoria blanca (91-72, min. 40).

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *