Zinedine Zidane deja el Real Madrid por segunda vez

El Real Madrid ha confirmado de forma oficial un rumor que se hizo incesante en las últimas horas y que no era otro que la salida de Zidane como entrenador del primer equipo.

Aunque su marcha es algo que estuvo en el aire desde un par de jornadas antes de finalizar la Liga, con algunas “crípticas” declaraciones en la sala de prensa donde se podía atisbar un cierto olor a despedida, lo cierto es que tanto Benzema como Kroos afirmaron públicamente estar convencidos de que Zidane seguiría un año más y cumpliría la temporada que aún le quedaba por contrato.

De hecho, el propio Zidane hizo una referencia expresa a su contrato en su última comparecnencia en zona mixta tras el partido ante el Villarreal, con lo que parecía despejar cualquier sombra de duda sobre su futuro próximo y se marchó de vacaciones.

Sin embargo, un tuit del prestigioso periodista italiano Fabrizio Romano a última hora de la noche de ayer daba por hecha la dimisión del francés que finalmente se ha hecho oficial esta misma mañana, aunque de forma menos solemne que en la primera ocasión en la que Zidane abandonó el Real Madrid, un mes de mayo, tal como hoy, pero de 2018.

Si en aquella ocasión, la dimisión del técnico galo se oficializó en una tensa comparecencia ante los medios y con un cariacontecido Florentino Pérez, en esta ocasión se ha optado por un simple pero emotivo comunicado en el que el Real Madrid confirma la decisión de Zidane de abandonar el club pero dejando bien claro que es por voluntad propia .

Con unas sencillas palabras de agradecimiento, el Real Madrid le muestra una vez más su “agradecimiento por su profesionalidad, dedicación y pasión en todos estos años”, a la vez que se rinde una vez más ante su figura, “Zidane es uno de los grandes mitos del Real Madrid y su leyenda va más allá de lo que ha sido como entrenador y jugador de nuestro club”, agregó el comunicado.

Por último, lejos de cerrarle la puerta tras su segunda marcha (la tercera, si tenemos en cuenta su retirada como futbolista en 2006), el club no ha dudado en dejarle claro que “el Real Madrid es y será siempre su casa”.

El segundo adiós de un mito en el banquillo

Zidane abandona por segunda vez el banquillo madridista y, aunque lo hace tras una  temporada en blanco (la primera de las cinco temporadas y media en las que ha sido técnico madridista), deja tras de sí la etapa más gloriosa y exitosa de la historia reciente del REal Madrid.

Y es que no podemos olvidar que, como pasó en enero de 2016, cuando se hizo cargo del banquillo blanco por vez primera tras el cese de Rafa Benítez, Zidane volvió en marzo de 2019 de manos de Santiago Solari un equipo roto anímica y deportivamente, tras un espectacular fiasco, toda vez que el Real Madrid había perdido sus opciones en Liga y había sido eliminado por el FC Barcelona y el Ajax de Amsterdam, tras sendas derrotas muy duras en Copa del Rey y Champions, respectivamente, y en apenas una semana.

Aunque no hubo posibilidad de enderezar el rumbo en el tramo final de la temporada, devolvió los títulos a la Sala de Trofeos con la consecución de la Supercopa de España y de la Liga, que el club no ganaba desde la temporada 2016/2017 y después de un espectacular final de temproada, tras el confinamiento con unos registros de 10 victorias y un empate y haciendo del Real Madrid un equipo casi inexpugnable en defensa.

Rueda de prensa de despedida de Zidane | Foto: El Confidencial

En esta temporada que acaba de finalizar, sólo los desmanes arbitrales, unido a una plaga inédita de lesiones y el maldito Coronavirus, del que llegó a enfermar él mismo, impidieron al Real Madrid revalidar el título liguero. Además, se cayó ante el Chelsea en semifinales de Champions (a las que el Real Madrid no accedía desde la temporada 2017/2018) con un equipo muy diezmado y con suma dignidad.

En su “debe”, sin embargo, hay que marcar las dos eliminaciones coperas consecutivas, en la 2019/2020 ante la Real Sociedad, tras caer por 3-4 en Madrid y la de esta misma temporada ante el Alcoyano por 2-1 y que le dejó fuera de la competición a las primeras de cambio.

Igualmente, tampoco estuvo nada fino en la Champions de la pasada campaña, cuando cayó ante el Manchester City en octavos de final tras unas controvertidas decisiones desde el banquillo en el partido de vuelta en Inglaterra.

En cualquier caso, se marcha una leyenda de los banquillos y más concretamente el del Real Madrid, con un bagaje de 11 títulos en cinco años y medio y dejando una huella imborrable por su talante, educación para con prensa y aficionados -pese al maltrato recibido por parte de ambos colectivos- y porque pocos entrenadores han encarnado como él los valores del club.

Texto: Meritocracia Blanca

Meritocracia Blanca
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *