Todo Nervio Y Corazón | Posible imposible

¡¿Cuántas veces hemos escuchado las remontadas contadas por nuestros mayores?! Pero no como las actuales, no, aquellas eran de vez en cuando, en temporadas diferentes…, pero ¿y ahora? ¿Hay alguna manera creíble de explicar lo que estamos viendo en esta época, eliminatoria tras eliminatoria? Que sí, que es por no tener valor doble los goles, la suerte de una flor que plantó Zidane y no se marchita, que si el arbitraje, los penaltis, la suerte también regada por Karim, la negritud imperante que solo nos da noches blancas llenas de endorfinas, palpitaciones… Lo que sea, y como sea… Mi noche contra el City en el hospital solo auguraba sensaciones que nunca pensé poder vivir juntas al mismo tiempo.

Quede dicho que el señor Guardiola, no es santo de mi devoción, pero su falsedad dorando la píldora a nuestro equipo fue eclipsada por su mirada lamentosa llena de rabia traducida en bilis. Bilis, que tuvieron de postre tantos y tantos antis que deseaban que no pasáramos porque… ¿Acaso era posible? Como no dejan de repetir en cada reportaje de RealMadridTV “No sé por qué creíamos si sabíamos que era imposible”. Y al final creemos porque sabemos que todo puede ser tras el PSG, Chelsea y City, este no iba a ser menos.

No quiero echar balones fuera ni nada por el estilo, ni quitar merito a lo que hizo el equipo o no hizo el City, porque en contra de lo que dicen muchos, el equipo inglés no fue tan superior, en mi opinión no supo manejar la ventaja que tuvo la mayor parte del partido ni creyó en lo que podían hacer Camavinga, Rodrigo, Karim… ¿Qué les faltó tensión competitiva a ellos? Quizá, pero tienen el adn de remolonear para aburrir mientras que nosotros somos todo lo contrario; correr, empujar, asociarse con el objetivo de llegar, dar espectáculo, disfrutar de jugar al fútbol en el mejor equipo de del Mundo.

real madrid remontada manchester city champions league 2022
Foto: Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images

Estamos disfrutando de una Champions League para los anales de la Historia, con un entrenador en el que pocos creían y asumían como parche hasta que llegara el que querían, y aquí estamos: campeones de Liga a falta de 4 partidos para la posibilidad de la decimocuarta Copa de Europa. Cada una de las eliminatorias de esta Champions han sido momentos que se han quedado tatuados en nuestra mente y nuestro corazón. Pelos como escarpias, corazón desbocado, dedos hiperactivos conectándonos con tantísima gente con la que tenemos la suerte de coincidir por aquí y cuando tenemos la oportunidad de conocer en persona.

El Real Madrid es vida, comunión, algo tan grande que solo quienes lo llevamos en el corazón sabemos explicar sin palabras porque… sin saber la razón creíamos aunque sabíamos que era imposible. Con el Real Madrid creemos saber lo que nos dice la lógica, pero con este escudo no hay lógica posible, solo ganas, fuerza y sentimiento.

Texto: @angiemg82
Foto: Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *