#TerrenoMadridista | El suplente de “Oro”

Santiago Solari pasó del infierno al cielo. Durante la temporada 1999/2000 jugó en el Atlético de Madrid, en donde disputó 53 partidos y convirtió 7 goles. Al final descendió a la segunda división con el conjunto “colchonero”. Todo cambió al año siguiente cuando fichó por el Real Madrid. Una de las principales influencias para que se pudiese realizar este traspaso fue Fernando Redondo, ídolo madridista y primo de Solari.

En su primera temporada fue suplente pero mostró un gran nivel cuando tenía minutos en el terreno de juego. Luego en la 2001/2002 llegó Zidane y esto generó que Solari tuviese muy pocas chances de tener un lugar entre los 11 titulares. El francés llegaba como la gran estrella y era uno de los pocos indiscutibles del Madrid. A pesar de esto, Solari firmó su mejor temporada con el club merengue. Fue titular en la final de Glasgow donde el Madrid consiguió la novena y junto a Roberto Carlos moldearon lo que fue la mítica volea de Zidane. Sin dudas el mejor momento de la carrera del argentino.

Las demás temporadas, hasta el 2005, se convirtió en el suplente de “oro”. Sus actuaciones han maravillado más de una vez a la grada madridista, su talento y sacrificio siempre fueron muy reconocidos. Sin duda, Zidane tenía un gran sustituto en el banco de suplentes.

Con el Real Madrid jugó 167 partidos y anotó 16 goles. Además, ganó dos Ligas, dos Supercopas de España, una UEFA Champions League, una Supercopa de Europa y una Copa Intercontinental. Actualmente dirige el Real Madrid Castilla, que milita en la Segunda División B, cargo que ostenta desde 2016.

Texto: Seba Genova

Foto: Telemundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *