Supercopa 2019 | Habemus el primer Madrid – Barça de la temporada (116-61)

El Real Madrid Baloncesto se enfrentará mañana al FC Barcelona en la final de la Supercopa Endesa 2019, tras conseguir una cómoda victoria ante el Montakit Fuenlabrada (116-61), en un gran partido de Carroll, Campazzo y Randolph, entre homenajes espontáneos de la grada a los héroes mundialistas Llull y Rudy.

Laso apostó de inicio por un quinteto titular por Campazzo, Carroll, Taylor, Randolph y Tavares. Las primeras posesiones del partido estuvieron marcados por ataques rápidos y desordenados, donde primó el desacierto hasta que Carroll abrió la lata con una bandeja. El conjunto blanco poco a poco se fue encontrando más cómodo sobre el parqué, reboteando y corriendo al contraataque, con el Facu como director de juego y Tavares dominando bajo los aros. Con un triple de Carroll el Madrid gozaba de la primera ventaja reseñable del encuentro (10-3, min. 4).

La figura del pívot caboverdiano se agrandaba a medida que pasaban los minutos, taponando e intimidando a sus pares en la zona. El Fuenla, que intentaba agitar el partido, corriendo a la mínima oportunidad que se le presentaba, iba sucumbiendo ante la solidez defensiva del equipo madridista, obligando a Jota Cuspinera a solicitar el primer tiempo muerto del partido (23-9, min. 8). Con un triplazo de Llull, el Madrid llegaba al término del primer cuarto, poniendo ya tierra de por medio en el marcador (28-11, min. 10).

En el segundo cuarto, la tónica del partido no cambiaría y cada canasta del Madrid minaba la moral de un Fuenla, fallón desde el triple e incapaz de frenar la sangría. Buenos minutos del quinteto Mickey, Deck, Llull, Rudy y Laprovittola en pista, y el marcador que ya se disparaba, rozando los treinta puntos (42-13, min. 15). Al descanso, el partido ya parecía visto para sentencia (52-21, min. 20).

Tras el paso por vestuarios, el conjunto merengue no bajaría su nivel de intensidad, controlando el rebote y a base de triples mantenía su abultada ventaja (58-27, min. 24). En el Fuenla, solo Mockevicius parecía dar la cara. Con un espectacular triple del escolta de Wyoming, el Real Madrid empezaba a gustarse (68-33, min. 26). Y al festival anotador se unía un Campazzo, que dio un auténtico recital durante todo el encuentro (78-36, min. 28).

En el último cuarto, con el encuentro totalmente decidido, Laso optó por dejar en pista a jugadores que a priori van a tener un rol secundario en la rotación del equipo esta temporada, destacando la figura del capitán Felipe Reyes. Los chicos de Jota Cuspinera habían tirado ya la toalla y la diferencia no hizo más que aumentar. Al final, victoria holgada del Real Madrid ante sus vecinos (116-61, min. 40).

Mañana nos enfrentaremos al FC Barcelona en la final (19:00h, Vamos),  que venció al Valencia Basket en la otra semifinal. Nikola Mirotic, frente a sus ex compañeros. Yo de ustedes no me lo perdería. Hala Madrid

 

Texto: @Bricepinkfloyd

Foto: ACB

News Reporter
Responsable Web y Redes Sociales de #MadridistaReal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *