Sevilla vs Real Madrid, rivalidad con unión en el campo

El Real Madrid viaja al Pizjuán para enfrentarse al Sevilla. Allí les espera Chicharito que es el último de un largo listado de figuras, actuales e históricas, que han vestido el blanco de ambas elásticas.

El Real Madrid tiene ante el Sevilla un difícil partido en el que la palabra victoria es la única válida para los noventa minutos que tiene en el Sánchez Pizjuán. Un estadio en el que han celebrado victorias y han sufrido derrotas varios futbolistas que han vestido, tanto la camiseta de uno como la del otro equipo. Los últimos ejemplos es el reciente fichaje del equipo hispalense Chicharito Hernández y el cedido por parte del club blanco, el lateral Sergio Reguilón.

La portería del Bernabéu y del estadio sevillano la han defendido jugadores como Diego López o Francisco “Paco” Buyo. El portero gallego llegó al equipo de la capital española tras un medio año que no disfrutó apenas de oportunidades, teniéndolas en el equipo de Chamartín de la mano del entrenador portugués José Mourinho. En lo que respecta al ex internacional, tras seis grandes temporadas en Hispalis, llegaba al Real Madrid donde consiguió ser campeón de Liga en seis ocasiones, además de ser Zamora en 2 ocasiones.

En la zona defensiva, además del canterano madridista mencionado varios de los jugadores reseñables son Nando, Soler y el capitán madridista, Sergio Ramos. La historia del de Camas es conocida por todos, tras un encuentro de Liga, fichó por el Real Madrid a punto de cerrarse el mercado veraniego. Nando, formado en la cantera sevillista tuvo varias buenas campañas en el primer equipo, de tal manera que fichó por el Barcelona, donde estuvo dos campañas. Tras conseguir la primera Copa de Europa con el club blaugrana cambia al blanco impoluto para jugar cuatro campañas en un Real Madrid que vivía los últimos coletazos de la “Quinta del Buitre”. Además, Miquel Soler llegó al ‘Madrid’, donde estuvo una temporada, tras dos años en el Sevilla.

En la zona medular, contamos con varios jugadores como Baptista, Jordi López, Pablo Sarabia, Pereda, Petkovic, Pipi Suárez y Santos Bedoya. El brasileño llegaría al Real Madrid tras convertirse en una de las sensaciones de la Liga como jugador del Sevilla, por su golpeo lejano, su fortaleza y calidad. Anecdóticamente, saldría cedido un año al Arsenal como intercambio de futbolistas prestados a cambio de otro ex-sevillista como el malogrado José Antonio Reyes, cuyo último encuentro como madridista permitió la consecución del título liguero en un épico partido ante el Mallorca. Jordi López llegaría al filial madridista procedente del blaugrana teniendo un paso por el primer equipo testimonial (cuatro encuentros y 126 minutos), antes de salir a la capital andaluza y jugar allí dos años convirtiéndose en campeón de la UEFA.

Pablo Sarabia, canterano blanco solo jugó un encuentro en Champions con el “A”, antes de salir a buscar su carrera profesional fuera, primero al Getafe y posteriormente haciéndose un nombre en el Sevilla. El que fuera preparador de la Selección Española y varios años Seleccionador de categorías inferiores Chus Pereda, jugaría un año en el Madrid consiguiendo una Copa de Europa (jugó un partido y marcó dos tantos ante, anecdóticamente, el Sevilla en cuartos). Un año en Valladolid y posteriormente dos en el club sevillano. Petkovic es uno de esos casos que tuvo paso testimonial en ambos conjuntos. Contratado por el conjunto madrileño en la 95-96, sale ese mismo curso a Sevilla donde disputa 10 encuentros. Vuelve al equipo de Concha Espina, para jugar los mismos partidos con el equipo blanco que la pasada (tres encuentros solamente) pero es campeón de Liga con Capello como míster.

Pipi Suárez tuvo una carrera en ambos contendientes similar, primero tres años en el equipo de Madrid y otros tres en el andaluz, teniendo algo más de suerte en el segundo. Llegó a disputar alguno más de 20 encuentros. Santos Bedoya es el caso de otro canterano que solo disputó un encuentro de Liga y siete del Generalísimo con el Real Madrid, y se marchó al Sevilla donde estuvo tres temporadas.

La zona de ataque es el lugar que más futbolistas encontramos que han vestido una y otra camiseta. La mayoría casos conocidos como el mencionado Reyes o Javier “el conejo” Saviola, Entre los casos, tal vez menos remarcados tenemos los de Losada, Carlos Aranda, Mateos, Pepillo y Zamorano. El primero es el de un canterano madridista, que juega varias campañas en el primer equipo, siendo bicampeón de Liga entre 1988 y 1991. Entre los equipos que pasa después de desvincularse del club vikingo, es el Sevilla donde apenas cuenta con 3 partidos. Aranda, es un futbolista que jugó dos partidos con el Real Madrid, un partido de Champions en la campaña 1999-2000 y otro en la 2001-2002, convirtiéndose en Bicampeón de Europa. Pasaría por diversos equipos como el Numancia, Albacete, Villarreal o Sevilla, entre otros. Una campaña y 16 encuentros, marcando un tanto.

Mateos perteneció a esa lista de futbolistas que consiguieron ser de los primeros campeones de Europa, en los inicios de la competición. De hecho, es uno de los integrantes de los que consiguieron las cinco Copas de Europa seguidas. Tras hacerlo por última vez, saldría hacia Sevilla para jugar tres años con la camiseta blanca sevillista. Pepillo haría el camino contrario, compartiendo vestuario con el anterior en la “Quinta”. Tres cursos antes de no empezar la 62-63 y marcharse a Mallorca. Eso sí, dos Ligas y la primera Intercontinental fueron levantadas por este melillense que, desafortunadamente nos dejó en el año 2003.

La historia de Zamorano con el Real Madrid es de todos conocida, especialmente el año que hizo campeón de liga junto a Amavisca al club blanco, siendo inicialmente un futbolista que no iba a contar con oportunidades por parte de Valdano. El chileno llegó al Real Madrid procedente del Sevilla, donde estuvo dos temporadas jugando más de medio centenar de encuentros y marcando 23 goles. Prosinecki hizo el camino inverso, campeón en el Real Madrid, salió del equipo hacia Oviedo, un año en Barcelona y  tras este curso, participó en el triste descenso del club hispalense en la 96-96.

En definitiva grandes jugadores que tienen un sitio la gran mayoría de los mismos en la historia de uno y otro equipo.

Texto: Mozart Ballesteros

Foto: Michael Steele/Getty Images

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *