Rey de copas

La Copa del Rey 2017, disputada en Vitoria, se ha convertido en una de las más especiales para el Real Madrid y sus aficionados. No sólo por haber conseguido el título copero número 27, o porque haya sido el cuarto consecutivo desde que Pablo Laso se hiciese cargo del equipo (quinto en los últimos seis años desde la llegada del míster vitoriano), sino porque la de Vitoria ha sido la cita en que mayor hostilidad ha existido para con el conjunto
madridista y sus aficionados. Es por ello que sabe mucho mucho haber alzado al cielo el trofeo, no sin haber sufrido (y disfrutado) con la raza, el orgullo, el amor propio y la fe de un equipo cuya granítica mentalidad no tiene parangón en España y Europa.

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *