Previa ACB | Duelo en la cumbre, vuelve El Clásico

Madrid y Barça se vuelven a ver las caras en Liga Endesa por primera vez en la temporada. El encuentro correspondiente a la jornada 16 se vio atrasado por los casos de covid en la plantilla blaugrana, ahora el Wizink está preparado para albergar una nueva y apasionante tarde de clásico.

Cómo llega el equipo

El Madrid llega con sensaciones inmejorables, con un Yabusele excelso y una pareja de interiores en Thompkins y Randolph que parece ya adaptada al ritmo de Laso. Los blancos llegan habiendo ganado 22 de los últimos 23 encuentros, siendo esta última derrota frente a los culés en Euroliga. Además Rudy y Tavares vuelven a estar disponibles para el técnico vasco después de haber superado el virus, al contrario que Fabian Causeur que será la única baja de los merengues de cara al partido, ya que descansará para controlar una anomalía en el riñón que arrastra desde 2013. Veremos si Deck tiene mucho protagonismo en el choque después de que debutara el pasado jueves en Berlín, apenas unos días después de aterrizar de nuevo en Madrid. 

El Rival

El Barcelona sin embargo está en su peor tramo de la temporada, con seis derrotas de los últimos nueve partidos, marchando tercero en la tabla del campeonato doméstico, eso sí, con tres partidos menos que los blancos y cuatro menos que la revelación de la temporada, el BAXI Manresa, culpable de última derrota ligera del Barça. Aunque no todo son malas noticias para el equipo de Saras Jasikevicius ya que recupera a  Calathes (que ya tuvo minutos en Euroliga el jueves) y Nikola Mirotic al que se le recibirá en el Wizink con una cálida bienvenida como suele ser costumbre. El montenegrino volverá sin ritmo de competición, pero es muy difícil olvidar la actuación de hace tan sólo unos meses en el Palau en el clásico de Euroliga en el que se fue hasta los 31 puntos y marcó un récord en valoración (39). Por la otra cara de la moneda, Abrines y Oriola serán las únicas bajas para el partido.

Qué partido encontraremos

Las estadísticas dejan claro la paridad de ambos conjuntos, el Madrid se impone levemente en la mayoría y sólo es inferior en porcentajes desde dentro del arco y tiros libres. En su plan de partido, Jasikevicius intentará sacar de la zona a los interiores madridistas jugando con los cinco jugadores abiertos y obligando a Tavares o Yabusele a salir en los bloqueos en los que Mirotic o Sanli pueden amenazar con el tiro de tres tras ‘pick & pop’. Por parte del Madrid, Trey y Anthony suponen la mayor diferencia respecto al último clásico en el que Gerschon era el único cuatro. Los dos podrán amenazar con su buena muñeca para facilitar el juego en el poste del gigante caboverdiano o Poirier. La llegada de Deck podría suponer una solución para frenar a Mirotic, aunque parezca algo prematuro, Laso ya dejó claro que el Tortu conoce más que de sobra los mecanismos del equipo blanco. 

En cuanto al juego exterior, Higgins supone una de las mayores bazas ofensivas para los catalanes. El escolta se perdió el clásico del Palau pero no hay que olvidar que la temporada pasada promedió casi 24 puntos en los dos choques ante el Madrid. Jokubaitis por su parte ha experimentado una mejora notoria y ha adquirido mucho más peso en el cuadro exterior de Saras. Los blancos por su parte dependen mucho del acierto exterior, cuartos de la liga en esta faceta (37.7 %), pero con Yabusele y Heurtel muy inspirados desde más allá del 6.75 en los últimos encuentros hasta rozando el 50%. 

Durante el Clásico se producirá la despedida del capitán Felipe Reyes que se retiró este verano tras diecisiete campañas vistiendo la camiseta blanca, y que tendrá su oportunidad de decir adiós al público en el minuto 9 del choque, momento en el que se parará el crono para que salte a la pista a recibir la ovación del Wizink. Laso ha tenido unas emotivas palabras para el que fuera su capitán “Todos los partidos son especiales y si un clásico ya tiene un punto más especial, la despedida de Felipe lo hace aún más especial. Ha sido un grande del baloncesto español y del Real Madrid. Es un homenaje muy merecido por la gran trayectoria que ha tenido en nuestro club y su comportamiento. Solo tengo buenas palabras para él y es un momento muy emotivo y merecido. Ojalá vaya mucha gente al campo para animar al equipo y presenciar ese homenaje a Felipe”.

Todo listo para que vuelva la mejor cita del baloncesto europeo al Wizink Center. Podremos seguir El Clásico a partir de las 18:30 en #Vamos.

Javier Camello
News Reporter
Estudiante de periodismo en la Universidad de Sevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *