#OpiniónReal | Real Madrid: mentalidad para ganar

Para que este Real Madrid colme las expectativas del aficionado no necesariamente deben producirse fichajes de lustre. En el recuerdo de cada uno se fija la etapa en la que se fichaba un galáctico por año. Figo, Zidane, Ronaldo Nazario o Beckham son ya nombres egregios. En aquellos veranos todo madridista se enardecía con las noticias. Quien más quien menos se dejaba arrastrar por el júbilo, en cambio esa propensión a fichar estrellas implicaba infinidad de juicios relativos a la falta de moderación, la no observación de la edad avanzada de aquellas incorporaciones y la presunción de que el Madrid fichaba por las veleidades caprichosas de su Presidente y, en consecuencia, no se conformaba un equipo compacto.

Ahora la sensación, parece que contagiosa es la contraria. Se trabaja en secreto, con calma, con prudencia, con la certeza de que la plantilla ya de por sí es bastante completa. Incluso resulta muy pertinente que Lopetegui tome nota de las primeras sesiones de entrenamiento, para calibrar con distintas pruebas la suficiencia de la plantilla. Quizá reclame alguna entrada. Quizá esté conforme con lo actual.

Lo anterior no se bendice. Gran parte del madridismo se debate entre el enojo y la convulsión. Desean remontarse a aquellos tiempos de fichajes notorios. Es respetable, por supuesto, pero yo veo  el plantel y me parece muy competitivo.

Quizá Cavani podría ser un elemento balsámico. Ya que congeniamos tanto con el PSG, se les podría ayudar a resolver un problema de vestuario. Neymar y Cavani son enemigos irreconciliables. El brasileño es el principal activo de los parisinos, así que el uruguayo podría encontrar facilidades para abandonar Francia. Lopetegui gusta de las alternativas, y el charrúa sería un delantero de presencia, de área, diferente el resto, dispuesto a combatir hasta la extenuación.

Venga o no venga el uruguayo, sin Cristiano Ronaldo el trabajo de marcar goles debe distribuirse. Se debe trabajar el apartado mental. Que los que están sientan la confianza. Bale debe ser el nuevo líder en lo deportivo, sus cifras realizadoras se multiplicarán. Acaparará el lanzamiento de faltas y de penaltis, donde dispone de estadísticas envidiables.

Benzema debe aunar el talento con la finalización. Ya nadie le demandará que le entregue el balón de reojo. Apto para buscar la portería contraria por su cuenta. Asensio, Lucas o Isco, tienen gol, siempre lo han tenido, pero ahora deben probar el disparo sin ambages. Lo mismo para Kroos, Modric, Marcelo o Casemiro. Si pisan zona de remate, se prodigarán.

A la mayoría no le salen las cuentas. Les faltan goles, pero no se puede extrapolar los números de temporadas precedentes. Los futbolistas pueden evadirse del corsé. No tienen a Cristiano de destinatario único. Deben salir del estado de confort. Lo harán. Los goles de Bale y Benzema se multiplicarán.

Y repito, para que el Real Madrid colme las expectativas del aficionado no necesariamente se deben producir fichajes de lustre, sino que se debe funcionar bien como equipo. Si se les da cancha, los que están pueden marcar y, por supuesto, este equipo puede defender mucho mejor que el año pasado y eso es una fórmula que facilita ganar títulos que es, más allá de pesares estivales, lo que llena al madridismo.

Texto: @DBenavidesMReal

Foto: Realmadrid.com

News Reporter
Director de #MadridistaReal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *