#OpiniónReal | Los proscritos Keylor y Benzema impulsan al Madrid a Kiev

Ha sido una temporada de críticas y juicios sumarísimos. A las ya consabidas manifestaciones en contra de Zidane -en este club ya ha escrito más historia como entrenador que como jugador y como futbolista se le venera…- se han unido con periodicidad las descalificaciones hacia Keylor y Benzema. He llegado a escuchar que los equipos rivales “cuentan con porteros que ganan partidos a diferencia del costarricense” y que Lewandowski “se hartaría a marcar goles” si ocupara el puesto de Karim.

Ha sido todo muy asiduo. Un ignaro en la materia balompédica si se guiara por estas opiniones sistemáticas concluiría que Zidane prevarica con la alineación de Keylor y Benzema, dos supuestas rémoras.

Empiezo con Keylor. Un portero gana al grupo cuando no se esconde. Asume sus errores como ante la Juventus. No gesticular para atribuírselo a un compañero. Es fiel. Confía en sí mismo. Tiene personalidad. También arrojo. Y no se deja influir por todas las voces que casi le imponen a Zidane cualquier portero que no sea él. Estoy de acuerdo en que no es un guardameta dominante en el área pequeño y, por eso, lo valoro más. Cuando las fuerzas habían declinado en el partido de hoy, lo natural es que se quedara bajo palos, dejando la responsabilidad a su defensa de fajarse con Muller, Hummels o Martínez. Su acción en el minuto 89 ha sido memorable. Ha demostrado su personalidad. No ha tenido miedo a errar. Su equipo lo necesitaba y salió a por todas en un balón dificilísimo. Me quedo con esa semblanza porque no es su especialidad, y no se ha escondido. De su agilidad ya encontramos notorios documentos. Hoy se ha batido con Lewandowski en el mano a mano y no conforme, se ha levantado como una exhalación. Su capacidad de reacción es única. El Bayern habría deseado el cambio de guardameta. Ullreich, que ha hecho una gran Bundesliga, ha corroborado en esta eliminatoria que determinados encuentros son para algunos elegidos. Así que las profecías que sostienen que “cualquier portero para más que Keylor” deben revisarse después de hoy. Hoy el Madrid solo podía resistir con un portero experto y valiente. No dudo del nivel futuro de Kepa pero el día de hoy era para Keylor.

Continuo con Karim. Hoy el Madrid debía lidiar ante ese 9 puro, resolutivo, que no perdona. Lewandowski apenas ha conseguido burlar la vigilancia defensiva del Madrid. Ni hoy ni en la ida. En todo momento se ha interceptado su conexión con Ribery. La defensa alemana no ha podido prever de la misma forma la movilidad de Karim. Brillante en la lectura del partido. Dos goles. Generando continuas indecisiones a la zaga alemana. Cuando el equipo está más atascado en el partido de mayor exigencia de la temporada: brilla. Igual que el año pasado en la vuelta de las semifinales. Alguno le seguirá increpando por no producir cada día con la misma eficacia, pero yo soy de los que cree que Cristiano luce a diario, porque Karim ejerce de complemento. Tengo fe en mi tesis.

Y, por cierto, ya que menciono a Cristiano. Todo el que pretenda negarle méritos en la noche de hoy al portugués, me quedo con algún detalle, especialmente a partir del minuto 75. El Bayern imponía. Y entre el minuto 75 y el minuto 80, Cristiano bajó a la medular con una velocidad endiablada y recuperó dos balones. El último de ellos a James, que dio pie a que Heynckes retirara al fatigado colombiano. Al Madrid le costaba trabajar la recuperación en esos momentos, y Cristiano impidió dos ataques con su esfuerzo. En un día en el que no consigue marcar diferencias arriba, el portugués no deja de trabajar. Y sus compañeros lo agradecieron.

Por cierto, espectacular el abrazo entre el portugués y Keylor al culminarse la clasificación. Cristiano ha tenido clara la valía de Keylor y de Karim. Solo han sido proscritos en la mente de los que están lejos.

Texto: @DBenavidesMReal

Fotos: UEFA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *