#OpiniónReal | España con modelo blanco

España ganó porque su columna vertebral estaba formada por jugadores del Barcelona. La anterior máxima se ha sentenciado hasta la saciedad. Muchos mantienen que los jugadores del Barcelona se aliaron para que España venciera en el Mundial de Sudáfrica. Queda la victoria, pero no los apuros de la primera fase, donde España fue una selección vulgar.

Se perdió en el debut con Suiza. Ante Chile se aparecieron los astros, ya que los sudamericanos dieron un baile a los futuros campeones del mundo, especialmente con 0-0. Por último, ante Honduras España cuajó una actuación muy vulgar. Esta fase previa de Sudáfrica nadie la recuerda. Existe amnesia.

El inicio del Mundial presente me ha dejado mejores síntomas que entonces. Me ha agradado España mucho. Pese a todas las dudas que se cernían sobre la selección. Se ha apreciado ritmo, intensidad, vocación ofensiva y carácter para no venirse abajo ante la exhibición de Cristiano y ante lo goles psicológicos de Portugal.

En este inicio del Mundial, España me ha fascinado mucho más que cualquier otra selección, y ante los Campeones de Europa. Si sometes a un análisis pormenorizado el partido, adviertes que Ramos, Nacho, Isco y Diego Costa conformaron la columna vertebral. Rapidez, fuerza, confianza y golazos. Todo muy en clave Real Madrid. Lideraron a España. Para mí ha sido el mejor debut de España que recuerdo. No soy de dejarme llevar por impresiones puntuales, pero si le dan continuidad al juego, y Hierro toma en cuenta a Asensio como refresco, para las segundas partes, España puede aspirar al título.

El resto de selecciones no asustan. Incluso denotan una gran falta de ritmo, precisamente lo que derrochó España a espuertas. Ritmo, velocidad y no perder la cara del partido. Competividad. Todos estos atributos son de marcada índole blanca.

Creo que, a tenor de lo que vimos en el primer partido, España se sustenta en madridistas que han llegado en gran forma. La planificación diseñada por Zidane, permite que el pico alto se mantenga, y que el madridista se encuentre con más energía que el resto.

En definitiva, aunque hay mucho madridista descreído de la actual Selección, la realidad es que nadie puede discutir la relevancia que tienen los Sergio Ramos y cía en el juego. Eso sí, algunos seguirán hablando de los errores de De Gea para ocultar lo anterior.

Texto: @DBenavidesMReal

Foto: El Español

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *