Opinión | ¿Sacar pecho? Este año no, Lucas

Las palabras de Lucas Vázquez tras el partido ante el Villarreal, pidiendo respeto para el equipo y que en el vestuario a veces se ríen sobre los nombres de entradas y salidas de jugadores, han caído como una bomba entre los aficionados madridistas. Y es lógico, por el emisor de dichas palabras –en una de sus peores temporadas como jugador del Real Madrid, si no la peor- y por la pésima temporada que hemos vivido.

Es más que evidente que ha sido una vergonzante temporada del Real Madrid, donde se pueden contar con los dedos de una mano los jugadores que se salvarían de las afiladas guadañas de una afición mas que decepcionada.

PERSONALMENTE LUCAS, NO DEBERÍA SACAR PECHO

Y es que el extremo gallego no ha logrado ser relevante ni en ataque ni en su habitualmente característica defensa del escudo a base de garra que siempre ha escondido sus carencias técnicas. Ha jugado 45 encuentros sumando minutos en todas las competiciones y ha conseguido cinco goles y cuatro asistencias. En una media de 48 minutos por partido. No querido Lucas, no son números para sacar pecho, ni para pedir respeto a la afición, esa afición que parece que es la única que realmente le duele de verdad las derrotas y fracasos de su equipo. Más autocrítica y menos mirar al pasado. Por vuestro propio bien como jugadores del Real Madrid y evidentemente por el bien del Real Madrid.

LOS TÍTULOS NO SON EL ÚNICO ARGUMENTO

Todos y cada uno de nosotros ha aplaudido, gritado, alabado a todos y cada uno de los jugadores de la plantilla a la cuál le estaremos eternamente agradecidos por habernos hecho campeones de Europa durante tres años consecutivos. Pero esos títulos están ganados y más que celebrados.

Somos el Real Madrid y hay que luchar por la victoria partido tras partido. No pueden ganarte Alavés, Eibar, Girona, CSKA de Moscú y pedir que nos hagamos los ciegos solo porque hoy por hoy siguen jugando los mismos jugadores que nos hicieron ser más de mil días campeones de Europa. Agradecidos, sí, pero no de por vida.

Primero por el escudo y la camiseta que representan, la historia del Real Madrid a la que deberían salir a honrar todos los partidos y que este año no se ha hecho.

Segundo por la afición que siempre han estado a su lado y a la que no se le debe recriminar que se pite, o se queje en esta situación porque los únicos culpables de la ruptura entre jugadores y afición son los que corren 90 minutos en el terreno de juego. Y si no, que levanten las cabezas en cualquier momento de algún partido en el Santiago Bernabéu y hagan de nuevo por llenar todos los miles de asientos que se quedan vacíos cada jornada.

En este punto igual si que debería de hacerse algo desde dentro del club ya que siguen siendo unos precios prohibitivos para cualquier aficionado. Eso, desde la cúpula en el momento que este año se dejó de poder optar a ningún titulo deberían haber compensado al aficionado madridista con unos precios asequibles.

Y tercero y no menos importante por ellos mismos, porque si quieren mantener el respeto que ganaron no hace mucho deben de seguir ganándoselo en el terreno de juego. El lugar donde casi todos han dejado muchísimo que desear.

Texto: Antonio Morato

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *