Opinión Real | La reconstrucción del Real Madrid

Una camiseta blanca con detalles en dorado solo puede transmitir sensaciones excitantes y un futuro inmediato marcado por el éxito y el triunfo. La nueva piel del Real Madrid no solo es preciosa, para mi gusto, sino que además promete un fútbol empapado de gloria madridista. No auguro otra cosa que no sea ver en mayo de 2020 a la Cibeles vestida con esos colores blancos y dorados.

Una camiseta inspirada en la de la temporada 2011-2012, tiempo en el que volvimos a ser competitivos en el campeonato doméstico de la mano de Mourinho y un equipo que merecía la Décima. Ganamos esa Liga al protegido equipo de Guardiola y, en la Champions, la suerte evitó el mejor de los presagios. Todos firmaríamos que con esta camiseta tan idéntica a aquella, el Real Madrid hiciese una temporada como esa, aunque evidentemente esperando que la fortuna en el momento más determinante esté de nuestro lado. La reconstrucción del Real Madrid ha comenzado con la camiseta, un detalle que no va a tener trascendencia alguna en lo deportivo pero que, a mi por lo menos, me provoca un aluvión de ilusión. Quizás sea la nostalgia, y la emoción de pensar que con el dorado logramos lo que logramos.

Militão y Rodrygo han sido los primeros. Dos futbolistas de factoría brasileña recomendados por Calafat, quien también trajo a Vinicius. Ambos apuntan muchas maneras, son jóvenes y el primero ya es internacional con el conjunto carioca. Rodrygo, junto al ya citado dorsal 28 del Madrid, es el futuro del club para Florentino Pérez. Con ellos se encuentra también Brahim, por lo que el ataque madridista parece tener el futuro bien asegurado. Militão, por su parte, destaca por su polivalencia, pudienfo jugar en el lateral o en el centro de la zaga, lo cual le hace ser un jugador que va a aportar muchas alternativas a Zidane. Odriozola, Achraf, Mendy si viene, son otrod nombres que son presente y futuro del Madrid.

Jovic ha sido el primer fichaje anunciado en junio. El delantero serbio ha sido el jugador revelación de la temporada, y en un panorama como el actual, en el que los delanteros centros más importantes de los últimos años se hacen mayores, como Cristiano, Falcao, Agüero, Lewandowski, etc. el fichaje del delantero con más proyección supone un movimiento genial, y por 60 millones de euros, me parece una ganga. Espero con ansia verle jugar junto a Benzema, igual que lo hago con el primer galáctico que ha llegado, el belga Eden Hazard. La gran debilidad de Zidane desde la década pasada, al fin podrá contar con él en su equipo. La gran temporada que ha hecho el futbolista le situa en el punto álgido de su carrera, momento ideal por tanto para cumplir su sueño: triunfar de blanco. Lo hará.

Pogba, Eriksen, Ndombele…¿Mbappé? Son muchos los nombres que suenan ahora. Como aficionado del Madrid no me preocupa quien llegará y quien no, simplemente espero los anuncios para darles la bienvenida y brindarles todo el apoyo de cara a una temporada que promete y mucho en el Real Madrid. Mbappé es el gran deseo del madridismo. Veo muy complicado hacer este fichaje ahora, pero si alguien es capaz de hacer lo imposible ese es Florentino Pérez. Venga este verano o no, el Presidente acabará trayéndolo al Madrid y será patrimonio de un club que pronto estrenará el mejor estadio jamás visto. No hay ninguna duda de que de Florentino no podemos dudar.

News Reporter
Director de la Revista #MadridistaReal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *