Opinión Real | El compromiso de Zidane

Muchos madridistas dudaron del compromiso de Zidane cuando el pasado verano y para sorpresa de todo el mundo, presentara su dimisión como entrenador del Real Madrid después de ganar la tercera Champions consecutiva. Tras su regreso y analizando las palabras del propio técnico tanto en su despedida como en su retorno, las piezas van encajando y la duda de por qué se marchó verdaderamente comienza a esclarecerse.

Zizou se marchó posiblemente en contra de su deseo, demandando cambios en la plantilla que el club no estaba por la labor de ejecutar. Por ello, decidió sacrificarse e inmolarse porque creía que de verdad algo tenía que cambiar. Para mi eso es estar comprometido con el Madrid. Eso es lo que, a día de hoy y con el paso del tiempo, pienso que sucedió.

Para muchos madridistas, entre los que me incluyo, la apuesta del club el verano pasado era acertada. No parecía una idea demasiado descabellada en el sentido de que nadie nos esperábamos que Varane, Modric, Kroos, Asensio, Isco, Marcelo, Carvajal, etc. iban a tener probablemente la peor temporada de su carrera. Eso no entraba en los planes de absolutamente nadie. Salvo de Zidane.

El entrenador francés fue un auténtico visionario. Sabía que el barco se iba a caer y se apartó con la esperanza de que un cambio en el banquillo cambiase el chip de los jugadores que ya la pasada temporada mostraron síntomas de lo que podía suceder en esta, aunque repito, es un bajón inesperado por todos.

El equipo, lamentablemente, no ha despertado con ningún entrenador, aunque siendo justos hay que decir que con Solari mejoramos de forma notable aunque tuvo la mala suerte de ser el técnico que cayó en las eliminatorias. Zidane regresó rebosando ilusión y asegurando muchos cambios, esos que no pudo hacer el verano pasado. Está más motivado que nunca. Personalmente, me encantó verle tan cabreado tras la derrota ante el Rayo porque fue una actitud sinónimo de compromiso al club. No está dispuesto a que el Madrid no lo de todo aunque ya no se juegue nada. Seguramente, al francés le molesta que haya vuelto a confiar y apostar por algunos futbolistas que no parecen tener interés en mejorar. Y no hablo de Marcelo, quien honestamente creo que se va a esforzar por coger de nuevo la forma que me permita imponer su mejor nivel de cara a la próxima temporada.

Zidane va a ser la batuta de la renovación de la plantilla del Real Madrid, él va a planificar la plantilla y Florentino y JAS ejecutarán. Visto lo visto, hay que estar con él al 100%. Los madrididistas tenemos que confiar en él porque es alguien verdaderamente comprometido con el club, sino no hubiese vuelto de inmediato con el riesgo sufrir un deterioro innecesario, aunque sin duda, fue un acierto su reincorporación esta misma temporada, porque entre otras cosas podrá tomar decisiones de manera mucho más contrastada y fiable, habiendo vivido y experimentado lo que está sucediendo. Ahora, Zidane, es tu hora y confiamos en ti.

Foto: OK Diario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *