Opinión Real | Acecha la “barcelonitis”

Desde siempre los madridistas hemos notado en nuestro eterno rival un sentimiento de complejo, que hace al barcelonista un ser retraido y apocado, continuamente obsesionado con todo lo que hace o deja de hacer el Real Madrid. Es la conocida “madriditis”, manifestada por última vez, desde mi punto de vista, en el cansino culebrón de Neymar. El Madrid, sin mover un dedo y sin entrar jamás en ninguna operación por el brasileño, ha logrado despertar en el Camp Nou un nerviosismo que les ha hecho pensar que el Madrid podría arrebatarles la sonrisa de Leo Messi contratando al delantero. Y han actuado en consecuencia. Probablemente las ofertas culés han ido “in crescendo” por sus pensamientos paranoicos que les hacia creer que el Madrid andaba detrás. Ya veremos cómo se las arreglan con los salarios, porque van a superar el límite permitido, aunque ahora Tebas está demasiado ocupado lidiando triquiñuelas con Roures.

Sin embargo, desde hace tiempo siento que esa “madriditis” que padece el barcelonismo se está presentando de la misma manera en la afición blanca. Ayer lo confirmé. En Twitter fue de nuevo tendencia el #FlorentinoDimision, una proposición poco o nada razonada y fruto de la impotencia del madridismo de ver más cerca a Neymar en el Barcelona. Muy pocos madridistas han querido a Neymar alguna vez. Ahora, que parece que vuelve al club catalán, el madridismo llora ante la que ve como una dura situación. Creo que a los madridistas no les molesta que Neymar no venga al Madrid, sino que vaya al Barcelona. Ello confirma mi idea de que se está sembrando la “barcelonitis”. No soporto ver a tantos madridistas más pendientes de lo que hace el Barcelona que de lo que hacemos nosotros mismos. Me resulta agotador. A mi me preocupa únicamente el Real Madrid, y no quiero a Neymar. Por tanto, no me importa lo más mínimo si va al Barcelona o no, y además creo que para ellos traerá más consecuencias negativas que positivas. A mi lo que ahora sí me preocupa es los escasos efectivos de los que disponemos en el centro del campo. Creo que Van de Beek era una gran oportunidad que hubo que aprovechar, será difícil competir con 4 centrocampistas, necesitando además Modric una dosificación mucho más exhausta.

Por lo tanto, me gustaría ver a los madridistas pidiendo centrocampistas, y no llorando porque un tipo como Neymar vaya a irse al rival. Dejad de mirar al Barça. Neymar dejó tirado Madrid, con quien pasó reconocimiento médico, para ir al Barcelona por dinero, después traicionó al conjunto culé, incluso denunciándole e insultando a sus dirigentes, y ahora ha dejado tirado al PSG. Sin contar las numerosas fiestas que durante el año prioriza por delante de los partidos, la gran cantidad de dinero que pretende comprar, sus salidas de tono, su excesiva interpretación en el césped y sus preocupantes lesiones. No lo quiero. Y me cabrea ver a madridistas pedir la dimisión de Florentino porque no venga Neymar. Algunos prefieren al brasileño, con todos estos inconvenientes, por delante de la persona que ha salvado al Real Madrid de lo peor en dos ocasiones, incluso poniendo en juego su patrimonio personal.

¿De verdad algunos cambiaríais a Neymar por Florentino? Pues yo no. Me parece que Florentino está pensando más en el Real Madrid que en él mismo. Si pensase en él mismo, lo tendría muy sencillo. Haría como Bartomeu e hipotecaría el club trayendo jugadores por precios que no les corresponde y así seguiría ganando seguro en sus últimos años de presidencia. En cambio, tras llenar la vitrina de trofeos, y ver que el mercado está intoxicado por estados y países, prefiere aprovechar el presente para formar un equipo con el que poder seguir compitiendo al máximo nivel en el futuro, en el que seguramente él no esté. Para mi eso representa la generosidad y la responsabilidad de un dirigente que de verdad lleva, como todos nosotros, al Real Madrid en el corazón.

Foto: Realmadrid.com

News Reporter
Director de la Revista #MadridistaReal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *