Opinión | Prohibido olvidar

Independientemente de lo que suceda en esta recta final de la Champions League, la temporada del Real Madrid merece una nota muy alta

Esperar, esperar y esperar. Ese fue el resumen del inicio de temporada del Real Madrid. El mes de agosto fue una espera constante a que el equipo blanco oficializara la bomba que, supuestamente, le iba a permitir luchar por ganar la Liga. Mientras esa expectación se mantenía, los de Ancelotti sumaban 7 puntos de 9 posibles.

Una vez se confirmó que Camavinga y Alaba serían los únicos refuerzos, el Madrid no titubeó lo más mínimo en el campeonato liguero. La espera tan intensa por Mbappé se convirtió en una espera al alirón. Esa antesala de saber que el Real Madrid sería el campeón. Algunos pueden considerar que ese título se ha logrado por la pasividad de los rivales, pero la realidad es que el Real Madrid nunca ha dejado que ese trofeo se escape de las manos de Marcelo.

El dominio en Liga, sumado a la capacidad para no dejar escapar dicho título mientras se avanzaban rondas en Europa demuestra lo que ha sido el equipo este curso. La contundencia para encarrilar el campeonato a mitad de temporada para después no dar por perdida ni una de las batallas solo está al alcance de alguien como el Madrid.

Y eso es lo que está prohibido olvidar. El Madrid ha dominado la Liga tal y como ha querido. Desde la portería hasta la delantera. Con los mejores del campeonato línea por línea y siendo el único equipo que no convertía un tropezón en una mala racha. Ahora, con la vitrina albergando la Liga número 35, es necesario transmitir la importancia de esto. Acabe como acabe la temporada.

A unas horas de medirse al Manchester City en la vuelta de semifinales de la Champions League, son varios los altavoces a través de los cuales se trata de restar mérito a lo logrado. Esos mismos altavoces serán los encargados de tildar de fracaso la temporada si no se logra la 14 o de hablar de flor si se levanta la “Orejona” en París. Parece ridículo tener que decir esto, pero esos mensajes no pueden calar entre la afición blanca. Suceda lo que suceda, se gane o no la Champions, la temporada 2021 – 2022 del Real Madrid merece una calificación muy elevada.

El miércoles la Liga pasará a un segundo plano. Y es necesario. El nerviosismo y la emoción por estar a dos partidos de la decimocuarta Copa de Europa deben, por unos momentos, eclipsar todo lo demás. Incluso el sábado, los miles de aficionados que se congregaron en Cibeles ya tenían en su mente el encuentro ante los ingleses. Los gritos de “¡Sí se puede!” mientras el autobús del equipo desfilaba la 35 por la capital española lo demuestran.

No obstante, tanto si el Madrid elimina al City como si sucede lo contrario, no se puede dejar pasar que los de Ancelotti se han mantenido durante estos nueve meses como uno de los mejores equipos del continente. Más reconocimiento ha de tener esto cuando recién comenzada la temporada nadie daba un duro por los blancos.

Ahora toca volver a esperar. Esperar a ver si el Madrid lo vuelve a hacer. Si se logra, la temporada será de sobresaliente. Y si no, también.

Foto: GABRIEL BOUYS/AFP via Getty Images

Avatar
News Reporter
Estudiante del cuarto curso de Periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos. Redactor en la página web de MadridistaReal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *