<h3 class='subtit' style='margin-top: -12px; color: #717171;'>Mariano recogió el 7 que dejó huérfano Cristiano Ronaldo</h3> Opinión | Mariano Díaz: valentía sin premio

“El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad” – Víctor Hugo

Es como si la frase anterior de Víctor Hugo estuviese hecha para Mariano Díaz, cuando el verano pasado apareció la oportunidad de regresar al club de sus amores, el Real Madrid. Partió de casa camino a Lyon una temporada antes donde se alzó triunfador en un año donde logró anotar 21 goles en 45 partidos, titular indiscutible en el esquema de Bruno Genesio. Compartía vestuario con algunos de los jugadores mas apetecibles en este próximo mercado de fichajes como Nabil Fekir, Memphis Depay o Tanguy Ndombele, entre otros como figuras destacadas.

SU FICHAJE POR EL REAL MADRID

El delantero Mariano Díaz junto a Florentino Pérez el dia de su presentación como jugador del Real Madrid

Fue el Sevilla el detonante de la operación que le terminaría llevando de regreso al Santiago Bernabéu. Pepe Castro llamó al excéntrico presidente del Lyon, Jean Michelle Aulas y cerró la operación en torno a 40M€.

Aulas informó de la oferta sevillista a Florentino Pérez que semanas antes ya había preguntado por la situación del delantero hispano dominicano y el mandatario francés le pidió 60M€ por su traspaso. La operación se convirtió en una oportunidad de mercado ya que el acuerdo del Sevilla rebajaba la operación en un total de 24M€ ya que el Madrid aún tenía un porcentaje de sus derechos.

El Sevilla le ofrecía un rol principal, disputar minutos en un primera línea español y disfrutar de competición europea en su país. Pero no, Mariano paralizó todo en cuanto tuvo constancia del interés del club madridista en sus servicios. No quiso oír nada más, quería volver a su casa. Casa, donde sabía que aun siendo recibido con los brazos abiertos no tendría nada fácil jugar con asiduidad, pero nada le detuvo, quiso aprovechar su oportunidad de regreso como un delantero de proyección más que interesante.

Por aquel momento el Real Madrid estaba entrenado por Julen Lopetegui era un delantero de características que gustaban al ex seleccionador español como adelanté en su momento, ya que en su tiempo como seleccionador contaba firmemente con Diego Costa como ese delantero molesto para las defensas rivales. Todo parecía indicar que podría disfrutar de una buena etapa de la mano de Julen en el Madrid. Así fue, Mariano se lanzó a por la oportunidad del Real Madrid como se lanza a rematar los balones, con todo su ímpetu.

Recogió el dorsal que Cristiano Ronaldo había dejado huérfano en el Real Madrid y se enfundó la camiseta blanca con el histórico siete a la espalda. Probablemente una de sus peores decisiones ya que aunque ensalza su ambición la prensa y la afición aun de duelo por la marcha del astro portugués, no le concedió a Mariano el beneficio de la duda. Las comparaciones no tardaron en llegar, Mariano no llegaba para cubrir el rol de Cristiano.

Texto: Antonio Morato

Foto: EU Prime Time Football

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *