#Opinión | Hambre atlética

Ser del Atlético en la era del Cholo da mucha hambre. Si encima eres del filial, capitán y juegas contra tu “hermano mayor” de la ciudad, ya ni te cuento. Por otra parte si eres del Madrid, brasileño, has costado 45 millones de euros y juegas en 2ªB, estás siendo de antemano un provocador indecente que pide un bocado a gritos.

Todo esto junto puede explicar perfectamente el porqué del bocado de Tachi a Vinicius en el partido del pasado domingo entre el Atlético B y el Real Madrid y que, por ejemplo, el diario Marca publicaba de la siguiente manera: “El mordisco que indignó a Vinicius y acabó en tangana”. Y es que el “prepotente” y “provocador” Vinicius, se indignó sobremanera por un simple bocado en la cabeza del capitán del Atleti B.

Si yo fuera Lopetegui, esta semana Vinicius estaría castigado en el rincón de pensar y sin comer postre.¿No le da vergüenza indignarse por un bocado en la cabeza? Lo que tendría que haber hecho es salir a pedir perdón por poner su cabeza debajo de los dientes de Tachi. Igual que cuando Ramos puso su nariz debajo de los tacos de Lucas Hernández o cuando Kroos puso su tibia debajo de los tacos de Sabic.

Menos mal que por allí andaba el colegiado del partido (de cuyo nombre no quiero acordarme) para poner orden y sensatez en todo esto. Y lo hizo con reparto de tarjetas para ambos. A Tachi por su llave de judo y bocado a Vinicius y a éste último…bueno ¡es que no se puede ser tan provocador! ¿A quien se le ocurre estar todo el partido regateando y metiendo goles? Normal que luego te muerdan.

A ver si Vinicius va aprendiendo la lección y se va cociendo poco a poco en 2ª B tal y como quiere su entrenador. Aunque tampoco debe cocerse demasiado, que luego llegan los rivales con hambre y se lo comen. Porque como decía Cervantes “el mayor contrario que el amor tiene, es el HAMBRE”.

Texto: Raúl Mesa Nieto

Foto: Entretiempo Deportivo 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *